11 franquicias muy dulces: wafles, churros y helados

El listado de las franquicias más dulces y suculentas desglosadas por características, diferenciación e inversión necesaria.

El sector del dulce se encuentra actualmente en alza. Cada vez son más las empresas y franquicias que deciden apostar por este mercado, adaptando sus locales para ofrecer más productos y sabores. Hace tiempo que el dulce dejó de ser solo para niños, los adultos también lo demandan, es por ello que este sector está en continua expansión y no para de buscar nuevas maneras de sorprender a sus clientes y diferenciarse de sus competidores.

Son las propias marcas franquiciadoras las que han decidido innovar, ir más allá. El motivo principal es que el mercado lo requiere. Una adaptación forzosa pero con buenas vistas de cara al futuro. Cada vez son más los empresarios que apuestan por franquicias basadas en la comercialización de productos dulces: heladerías, churrerías, bollerías… situándolos en las zonas más céntricas de las grandes ciudades, así como en centros comerciales y de ocio.

El éxito actual de este sector se cimienta en varios factores. Primeramente, no necesitan locales excesivamente grandes, ni tampoco un desembolso total demasiado elevado. La gestión de este tipo de franquicias es bastante sencilla, debido a que cuentan con procedimientos simplificados por parte de las centrales de franquicia. No se necesita gran cantidad de personal ni demasiado cualificado, por lo que abaratar los costes fijos es relativamente sencillo. Además, tiene una rápida amortización y amplia rentabilidad ya que cuentan con grandes márgenes sobre producto.

Por otro lado, locales atractivos, dinámicos y divertidos son la seña de identidad de la mayoría de establecimientos del sector. El consumidor se enamora de su estilo así como de los nuevos e innovadores productos que salen al mercado. Las redes sociales son en muchos casos el mejor aliado para estas empresas.

El auge de este tipo de franquicias hace que tanto recuperar la inversión como generar beneficios económicos esté prácticamente asegurado.

Prepárate y saca babero porque a continuación se enumerarán las franquicias más dulces del sector. A parte de información sobre la empresa, también se especificará la inversión total, así como el canon de entrada y los royalty de cada una de ellas.

Waffle Bubble

La franquicia Waffle Bubble es una marca registrada bajo una red internacional de franquicias, especializada en la venta de Wafles en forma de burbuja y recién horneados. Se ha convertido en un popular snack callejero con tiendas de éxito en Hong Kong, Tokio, Londres o México. La singularidad de sus wafles se basa en la forma, ya que tienen forma de burbuja, un delicioso relleno y se puede acompañar de pedacitos de fruta 100% natural y fresca.

Si esto te ha parecido irresistible, espera a conocer sus requisitos para franquiciarte. La inversión total a realizar es de 27.000 euros, con un canon de entrada de 9.000 euros y unos royalty de 300 euros/mes. ¿Puede ser más apetitoso?

Llooly

Si algo caracteriza a la franquicia Llooly es su excelente imagen de marca. La empresa le da mucha importancia a la experiencia de sus clientes en el establecimiento, buscando que sea algo único mediante un trato cercano, ambiente divertido y una decoración moderna y acogedora. En definitiva, los locales de esta franquicia suelen contar con un gran equipo, atento y competente, a disposición del cliente. Helados tradicionales, cafés, smoothies y refrescos en un entorno animado y cercano.

Pero en Llooly no solo son atentos en sus locales, también a la hora de buscar franquiciados. Es por ello que la franquicia ofrece unas condiciones aún más suculentas que sus famosos ice rolls. Una inversión total desde los 19.900 euros, sin canon de entrada, sin royalty. La franquicia Llooly además permite tres tamaños para sus locales de nueva apertura, ya sea en stand (8 m2), take away (30 m2) o tienda al uso (40 m2).

Valor

La franquicia Chocolates Valor es un de las marcas consolidadas en el sector del dulce en todo el mundo. Fundada en 1881 es actualmente la primera franquicia de chocolate en España con 29 años de experiencia en nuestro territorio. Su plan de marketing se basa en mostrar la marca de una manera seria, aportando productos y servicios de calidad, muy diferenciados de la competencia.

Siguiendo esta línea, la empresa está muy pendiente de sus franquiciados. Chocolates Valor cuenta con un programa de formación y supervisión continuada, hasta el punto de que es la propia franquicia la que aporta el mobiliario y la maquinaria necesaria. El canon de entrada es de 24.040 euros y cuenta con unos royalty del 5%. El contrato es de 10 años renovables y las zonas de preferencia para sus locales son zonas céntricas, comerciales y transitadas. Un estilo de franquicia muy sobrio y cuidado, igual o más aún que sus productos.

Churroti

Si lo que te atrae es el dulce, la innovación y buscas una empresa con conocimientos sobre el sector de las franquicias, Churroti es la empresa indicada. La franquicia Churroti supone una revolución en el concepto tradicional de churros y dulces. Sus fundadores cuentan con más de 20 años de experiencia en el sector de las franquicias, liderando más de 200 puntos de venta en diferentes sectores. Todo ello los ha llevado a desarrollar un concepto innovador en el mercado, ofreciendo una gran variedad de sabores en torno al universo del churro y los dulces. Churroti inicia su expansión en varios países asiáticos y actualmente su objetivo a medio plazo es dar el salto a las grandes capitales europea, ¿te animas a que sea en en la tuya?

La franquicia Churroti cuenta con una infinidad de formas de presentar sus productos con un precio altamente competitivo. Ha conseguido hacer de un producto de receta tradicional un novedoso concepto con una detallada atención al cliente como bastión principal. La inversión total es de 65.000 euros más IVA, canon de entrada incluido y un 5% de la facturación mensual en royalty, así como el 3% en canon de publicidad.

Smöoy

Si hay algún producto que en los últimos años haya conseguido hacer frente al todopoderoso helado ese es el yogurt helado. Surgido como alternativa más saludable al helado tradicional, Smöoy ha conseguido crear el yogurt helado más sano de todos. Su producto es rico en fibra, bajo en grasas y además está hecho al instante. Una receta propia que les diferencia de sus más inmediatos competidores. Al ser un negocio innovador, Smöoy es una buena oportunidad para aquellos que quieren invertir en negocios nuevos y rentables. Además de su yogurt natural, la franquicia ofrece un helado de yogurt de sabor diferente cada semana, lo que hará que los clientes nunca pierdan las ganas de buscar un hueco para pasarse por un Smöoy.

Con una inversión total que va desde los 55.000 euros, Smöoy es una de las franquicias de yogurt helado más rentables. El canon de entrada es de 8.000 euros más IVA, con un 2% tanto de royalty como de canon de publicidad.

Llaollao

Si hablamos de yogurt natural y además de pioneros de nuestro país hay que hablar de la franquicia Llaollao (cuyo nombre se debe a una región Argentina de la que el fundador de la empresa, Pedro Espinosa, se enamoró durante un viaje). Llaollao fue la primera empresa en introducir el yogurt helado en nuestro país, con su primera tienda en Gandía en el año 2009. Solo cuatro años después la franquicia ya contaba con 90 heladerías por toda España. En el año 2013 ya estaba presente en países como EE. UU, Myanmar o Ecuador. Su secreto del éxito se basa en la constante evolución de los toppings y variantes, siempre a la última según la época del año y dando lugar a una diversidad de llaollaos infinita.

Los “toppings” que se necesitan para ser franquiciado de Llallao son los siguientes: una inversión total de 64.800 euros, 9.000 euros de canon de entrada y un 2,5% sobre la facturación para royalty y canon de publicidad. La extensión de los locales será relativa, ya que pueden ser locales (desde 25 m2) o simples kioscos (desde 16 m2).

Crepolé

La franquicia Crepolé Stick & Chic se presenta en el mercado como una alternativa original y diferente dentro de un sector en el que todos intentan diferenciarse. Un nuevo negocio de franquicia exclusiva y muy rentable, sin una competencia directa clara. Su concepto de franquicia se basa en adaptarse al tamaño e inversión, mediante un estudio de las necesidades del franquiciado. La empresa diseña la mejor oferta posible para que el establecimiento funcione desde los desayunos hasta las copas de por la noche, acabando con la estacionalidad y las franjas horarias.

La inversión total ha realizar es de 75.000 euros, con un canon de entrada de 18.000 euros y 5% en royalty.

Ice Wave

La revolución de los helados viene con curvas. Ice Wave es la empresa heladera revolucionaria del sector. Tomando como punto de partida la idea original tailandesa de hacer helados en planchas congeladas, la franquicia Ice Wave ha creado un sinfín de sabores y productos. La principal novedad de estos helados es la frescura del producto, ya que se mezclan solo unos segundos antes de comerlos. Su producto diferencial es claramente el helado, pero el que acaba con la estacionalidad de la franquicia es su famoso “Volcano”, un crep caliente servido en forma de cono con inspiración japonesa.

Esta franquicia se caracteriza por adaptarse a locales pequeños, como así lo hacían sus fundadores en Tailandia. La inversión total es desde 68.000 euros, con un canon de entrada de 7.900 euros y un 3% sobre la facturación en royalty. Atrévete a surfear esta nueva ola de helados preparados a una temperatura de -30ºC.

IceCoBar

En la línea de Ice Wave encontramos también a IceCoBar. Helados preparados en planchas frías a -20ºC y gofres con burbujas son sus productos estrella. Lo que les diferencia de sus más inmediatos perseguidores es principalmente su marketing del producto, así como su presentación y el cuidado de los detalles. Una experiencia dulce, innovadora y que cuenta con un equipo joven y dinámico.

La inversión total sería de 32.000 euros, con un canon de entrada de 5.000 euros, 5% en royalty y 1% en canon de publicidad. El hielo, el gofre, el dulce y el salado se unen en esta franquicia innovadora y con buenas vistas de futuro.

Mistura

Una nueva heladería que crea su productos en planchas ultracongeladas. La diferenciación con sus competidores radica principalmente el carácter eco-friendly de la franquicia. Productos elaborados con materias primas naturales, sin conservantes ni azúcar añadido. Utiliza materiales ya reciclados o reciclables, tanto en los envases de consumo como en la propia decoración de sus establecimientos. La franquicia Mistura es una empresa muy joven que nació en 2013. No obstante, sus características propias e innovadoras, la pasión de sus creadores por lo que hacen, y el cuidado puesto en cada uno de los detalles, la han convertido, en poco tiempo, en una de las heladerías más recomendadas y con mayor reconocimiento mediático en España.

La inversión total de esta franquicia es de 78.300 euros, 15.000 euros de canon de entrada y 5% en royalty. Una inversión que garantiza casi al 100% su recuperación en los 7 años de contrato que la franquicia ofrece a sus franquiciados.

Jijonenca

Para acabar, vamos con una de las franquicias de dulces más rentables e históricas de nuestro país. La franquicia Jijonenca nació hace más de 40 años para proveer a un pequeño grupo de artesanos heladeros. El concepto de la franquicia se basa en establecimientos con una imagen de marca unificada y una amplia oferta para heladerías. Productos de alta calidad, de elaboración artesanal y unos valores fuertemente asentados son las señas de identidad de esta histórica franquicia.

La inversión es de las más suculentas de todo el listado de franquicias. Entre 5.000 y 10.000 para inaugurar un córner y entre 15.000 y 30.000 euros para abrir una tienda. El canon de entrada está incluido y no hay royalty ni canon de publicidad. Una de las heladerías más históricas de España está llamando a tu puerta, ¿te animas a que Jijonenca te haga la vida más dulce?

Ir arriba