Buscar Franquicias Rentables y de Exito

Vallhonrat AEFSiempre que finaliza un año es momento de hacer balance. En este sentido, 2014 ha sido un ejercicio en el que desde la Asociación Española de Franquiciadores hemos desarrollado un trabajo muy intenso, y en el que el sistema de franquicias ha salido reforzado y fortalecido.

Suele decirse que las épocas de crisis son positivas para el modelo de negocio que representamos, ya que es cuando más personas se interesan y apuestan por montar una franquicia; lo cierto es que, con crisis o sin ella, esta fórmula de comercialización de negocios aporta una serie de ventajas y de valores añadidos –un saber hacer de éxito, una formación inicial y continua, una asistencia técnica, planes de marketing, logística controlada, proveedores a mejores precios…−, que no existen cuando se pone en marcha un negocio por cuenta propia.

No obstante, es innegable que la franquicia vive ahora una etapa de mucho mayor reconocimiento y protagonismo, especialmente al potenciarse, con la crisis, su utilidad para el autoempleo. Esta realidad la estamos pudiendo constatar durante todos estos años de coyuntura adversa, pero sobre todo en 2014, en el que se han organizado multitud de eventos por toda España, para dar a conocer esta modalidad empresarial a emprendedores, autónomos, potenciales franquiciados…, eventos en cuya organización ha colaborado estrechamente la AEF: Valladolid, Badajoz, Santander, Mahón, Móstoles, Amposta, El Vendrell, Vilafranca del Penedés… han sido algunas de las ciudades donde sus instituciones y administraciones han apostado por difundir la franquicia como fórmula generadora de empleo.

A su vez, hemos asistido y participado activamente −exponiendo y organizando las Jornadas Técnicas mediante ponencias y mesas redondas para ofrecer la actualidad de este sistema de negocio a los visitantes−, en todas aquellas ferias de franquicias que están asociadas a la AEF en España –Vigo, Sevilla, Zaragoza, Madrid, Barcelona, Badajoz, Bilbao y Valencia−, así como también hemos acudido como expositores, con Pabellones Españoles integrados por las enseñas nacionales interesadas en esos mercados, a ferias en el extranjero –México, París, Guatemala y Nueva York−, y hemos presidido una vez más el premio al “Mejor Franquiciado del Mundo” (Best Franchisee of the World), que se concedió a primeros de diciembre en Florencia y que este año ha recaído en una enseña española: Lizarran.

Asimismo, hemos continuado con nuestra filosofía de firmar acuerdos que resulten beneficiosos para nuestros socios, con distintas entidades y, además de ratificar los que ya teníamos suscritos, por ejemplo con la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Economía y Competitividad, el Instituto de Crédito Oficial (ICO), la Sociedad de Garantía Recíproca Avalmadrid o el Club del Emprendimiento, hemos firmado o puesto en práctica otras alianzas, como es el caso de la Oficina Comercial de la Embajada de Estados Unidos en España, la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE), el Ayuntamiento de Móstoles o el Centro de Arbitraje y Mediación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), este último de especial interés para el cada día más numeroso contingente de franquicias exportadoras, como lo demuestran los datos de nuestro informe “La Franquicia Española en el Mundo”, según el cual ya hay 285 enseñas nacionales implantadas en 127 países, sumando 18.957 establecimientos.

Por lo tanto, podemos afirmar que el sistema de franquicias se encuentra en una tendencia positiva, que estamos seguros de que se mantendrá en 2015, con crecimientos moderados en todas sus variables: número de redes, establecimientos, empleos generados y facturación. Un año nuevo que afrontamos con buenas perspectivas, conscientes de que lo peor ya ha pasado y de que comenzamos un periodo ascendente, en el que la imagen de la franquicia, como modelo de negocio, sigue estando en primera línea.

Xavier Vallhonrat, Presidente de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF)