Cómo abrir una franquicia en Estados Unidos paso a paso

Abrir una franquicia en Estados Unidos es una gran oportunidad de negocio. Debido al gran potencial de crecimiento del país, cada vez más emprendedores deciden poner rumbo a EE.UU. y convertirse en franquiciado. Explicaremos los pasos a dar para abrir una franquicia en este país, desde las marcas más atractivas, hasta el tipo de contrato o la necesaria solicitud del ESTA para viajar a este país.

Y es que las franquicias de EE.UU. son la vanguardia mundial del sistema de franquicias. Las más exitosas operan allí. Con una facturación de más de 760 trillones de dólares al año, aportan el 3% del PIB.

Los tres sectores más rentables son los de comida rápida, el comercio minorista y los servicios a empresas.

Entre las franquicias estadounidenses con mayor garantía de crecimiento en el mercado interno de EE.UU. se encuentran:

Fundada en 2010 es una marca en continuo crecimiento dentro del sector del fitness. Se caracteriza por los enfoques innovadores que dan a los entrenamientos y por el uso de las nuevas tecnologías.

Las franquicias de esta marca tienen una alta tasa de éxito con un 0% de cancelación de los préstamos solicitados, lo cual es un índice muy elevado. Requiere una inversión mínima de 675.000$.

Esta marca ofrece el servicio de transportes más grande del mundo. Cubre todas las necesidades logísticas de sus clientes. Su eficaz modelo de negocio hace que sus entregas sean fluidas y seguras.

La red de franquicias de UPS en Estados Unidos supera los 5.000 establecimientos. Para abrir una franquicia de esta marca se necesita una inversión mínima de 138.000$.

  • Sport Clips

Esta franquicia de peluquerías nació en 1995. Ofrece una amplia gama de servicios de peluquería y belleza de gran calidad. La marca posee más de 1.700 franquicias en Estados Unidos. Con un índice de éxito de préstamos de 135:0 es una gran oportunidad de negocio para nuevos franquiciados.

Creada en 1950, es la mayor cadena de establecimientos de café y bollería artesanal. Está especializada en donuts y ofrece un ambiente moderno y acogedor.

Es la séptima compañía de restauración del mundo. Actualmente cotiza en Wall Street gracias a los más de 18.000 locales de su red de franquicias. Requiere una inversión entre los 211.000$ – 1,6M$.

La marca Starbucks se funda en 1971. Actualmente es la compañía de venta de café más grande del mundo. Se caracteriza por sus cafés elaborados, sus bebidas y sus postres. Cuenta con una red de franquicias de más de 30.000 tiendas en todo el mundo, de las cuales 15.000 están en Estados Unidos.

KFC abrió su primer restaurante en 1952. 70 años después se ha convertido en el restaurante especializado en pollo más grande del mundo. Su concepto de negocio es el pollo frito crujiente al estilo Kentucky.

Actualmente dispone de más de 25.000 restaurantes y es una marca consolidada y prestigiosa. Abrir una franquicia KFC requiere un patrimonio neto de 1,5M$ como mínimo.

McDonald’s es de las mayores compañías de comida rápida del mundo. Está especializada en hamburguesas. Cada día atiende a más de 65 millones de personas en todo el mundo en sus más de 36.000 locales.

Para abrir una franquicia de McDonald’s en Estados Unidos es necesario un mínimo de 955.000$. La mayoría de franquiciados adquiere un local ya construido, ya que necesita menos inversión.

¿Y qué pasos debo dar para abrir una franquicia?

Los pasos que debe seguir todo emprendedor que quiera abrir una franquicia en Estados Unidos son los siguientes:

Obtener una selección de marcas rentables 

El primer paso para ser franquiciado en Estados Unidos es saber cómo funciona una franquicia y conseguir un listado de marcas interesantes. Es importante tener en cuenta el factor geográfico. Estados Unidos es un país grande y diverso, por lo que el modelo de negocio de la marca debe estar acorde a la zona escogida para situar tu franquicia.

Hay marcas con más éxito y prestigio que otras. Cuanto mayor es el prestigio mayor es la inversión requerida, pero también los beneficios son más altos.

Compañías como KFC, McDonald’s o Starbucks son mundialmente conocidas. Por ello sus franquicias son una inversión sólida y con el éxito asegurado.

En cualquier caso, no solo dependerá de la marca, sino también de su propio perfil como inversor y franquiciado. Seleccione aquellas que entienda que se ajustan a sus gustos y capacidades.

Obtener financiación

Para abrir una franquicia en Estados Unidos y en cualquier lugar es necesario tener el capital suficiente.

La cantidad es variable. Cada marca pide unos requisitos diferentes en cuanto al tamaño del local, perfil de franquiciado, etc.

Es preciso conocer todos los datos necesarios: canon de entrada, royalties, canon de publicidad o dimensiones de local. De esta manera el potencial franquiciado puede organizarse y plantearse las diferentes opciones de inversión.

Existen diferentes alternativas de financiación para los emprendedores que quieran abrir un negocio: desde financiación bancaria hasta préstamos privados o familiares.

Se debe tener en cuenta que en EE.UU. hay más facilidades para obtener financiación que en otros países.

Contacto con la central

El candidato debe ponerse en contacto con la central franquiciadora. Para facilitar el proceso se puede contar con los servicios de una consultoría.

Tras un primer contacto hay unos posibles pasos. Primero el franquiciador envía un dossier al candidato. En él se explica detalladamente el modelo de negocio y sus características.

El franquiciado, tras estudiarlo, devuelve el dossier. Si está de acuerdo con las condiciones rellena la solicitud.

En Estados Unidos las organizaciones de franquicias emplean el documento UFOC (Short for Uniform Franchise Offering Circular). Su objetivo es proporcionar al potencial franquiciado toda la información relevante a una franquicia.

El UFOC se debe entregar al posible franquiciado al menos diez días hábiles antes de la firma de cualquier contrato. Este documento contiene mucha información, por lo que se organiza en secciones.

En él se incluye información general, estado actual del franquiciado, situación económica, tarifas, cargos, inversiones, etc.

A su vez también detalla restricciones de uso de productos, servicios, marcas registradas, patentes o proveedores autorizados.

Gracias a toda la información recogida en el UFOC se protegen los intereses tanto del franquiciado como del franquiciador.

Obtener el Visado correspondiente para entrar en EE.UU

En Estados unidos hay tres visados principales para aquellos que quieran empezar un negocio en el país: E-1, E-2 y L-1. No obstante, para empezar a realizar los primeros contactos y análisis de las marcas sobre el terreno nos valdrá con el denominado ESTA.

Obtener el ESTA

Es el primer paso que debemos dar es solicitar un ESTA. Se trata de un programa de exención de visado. ESTA son las siglas de Electronic System for Travel Authorization. Este programa está gestionado por el Departamento de Seguridad Nacional y permite viajar a EE.UU sin visado. Es un programa en el que participan solo 38 países del mundo. Por suerte, España es uno de ellos.

A través del ESTA para EE.UU la estancia máxima es de 90 días, un tiempo ideal para realizar las primeras gestiones en suelos norteamericano. El objetivo será analizar el mercado y las marcas seleccionadas.

Otros visados comerciales

Más adelante deberemos acceder a otros visados necesarios para operar empresarialmente en el país.

  • E-2 Inversionistas por Tratado Comercial

El visado E-2 es el más indicado para españoles que quieran abrir una franquicia en Estados Unidos.

Para obtenerlo es necesario estar físicamente en el país y rellenar el formulario I-129.

Esta visa otorga el estatus de no inmigrante. Permite ser admitido en Estados Unidos para invertir una cantidad sustancial de capital.

Como requisito es necesario comprar al menos el 50% de las acciones de una empresa de EEUU. En esencia, hay que ser propietario de una empresa.

  • L-1A Transferencia de ejecutivos o gerentes dentro de una misma empresa

Este visado está enfocado para emprendedores que poseen una empresa fuera de EE.UU. La visa L-1A permite entrar al país con el propósito de abrir una nueva franquicia en Estados Unidos.

Se obtiene rellenando el formulario I-129. Para conseguirlo, el empleado asignado debe haber trabajado un año para una organización legible en el extranjero en los tres años previos a su entrada al país. Además su entrada debe tener la intención de rendir servicios en capacidad ejecutiva o gerencial a una organización o sucursal del empleador.

  • E-1 Comerciantes por Tratado Comercial

Para obtenerlo, como el visado E-2, es necesario estar físicamente en Estados Unidos y rellenar el formulario I-129.

Está enfocado para importadores o exportadores que deseen trasladarse a EE.UU. para controlar sus negocios.

Su obtención permite ser admitido en el país únicamente para participar en el comercio internacional en nombre propio.

La Administración pide como requisitos que el comercio a realizar sea substancial y que el negocio que se lleve a cabo sea comercio principal entre EEUU y el país de origen del comerciante.

Visitar a otros franquiciados en suelo americano

Es importante que el franquiciado visite a otras personas en su futura situación. De esta manera se conoce el método de trabajo y el know how de la marca.

A través de nuestro viaje de negocios en Norteamérica intercambiaremos impresiones y comprobaremos de primera mano el funcionamiento de los negocios analizados.  Nos ayudará a decidirnos y nos aportará información cualitativa de emprendedores que, como nosotros, apostaron en su día por una u otra marca.

Contratos de franquicia en EE.UU

En un plazo mínimo de 14 días antes de la firma del contrato o de cualquier pago, el franquiciado debe recibir el FDD.

El FDD (Documento de Divulgación de Franquicias) es un documento de información precontractual. En él se recoge la información relativa al franquiciador, responsables de la empresa, los derechos de entrada y canon, información de territorios, inversiones y responsabilidades.

Tras el FDD llega la firma del contrato. Actualmente en Estados Unidos, los contratos de franquicias se regulan a nivel federal por la Federal Trade Comission’s Trade Regulation Rule of Franchising (normativa de la Comisión Federal de Comercio relativa a la franquicia).

Un contrato de franquicia debe tener cinco elementos fundamentales:

  • Condiciones del negocio. La forma en la que el franquiciado va a explotar la marca. Destaca la importancia de detallar las posibles causas de rescisión del contrato.
  • Formación y know how. Es preciso formar al franquiciado para garantizar el éxito de la franquicia.
  • Asistencia técnica y comercial. Algunos negocios necesitan de una infraestructura determinada. El contrato debe especificar cuáles son los proveedores.
  • Condiciones del pago. Contiene los conceptos de canon de entrada, royalty o publicidad.
  • Duración de contrato. Se debe acordar la duración mínima del contrato. Es posible que se incluya una cláusula de renovación.

Estados Unidos es un país muy atractivo para posibles emprendedores. Tiene un gran territorio y un amplio abanico de posibilidades de inversión.

Sin duda, abrir una franquicia en EE.UU. es una gran oportunidad de negocio y una inversión sólida y segura para aquellos que por cualquier motivo deciden cambiar su residencia.

Las facilidades en la financiación y la transparencia que el país ofrece a los inversores, así como la facilidad para viajar a través del ESTA o flexibles leyes laborales que rigen en el país lo hacen posible.

Ir arriba