Franquicias de Casual Food, rapidez y calidad al servicio de los clientes con más prisa

El “Casual Food” es una nueva tendencia en la alimentación que conjuga la rapidez del fast food y la calidad de los ingredientes que conforman el menú. El perfil del cliente de los casual food es un consumidor que sale del trabajo durante su tiempo de descanso, buscando atención y servicio rápido, pero sin querer sacrificar ni un ápice de calidad en la comida.

El “casual food” es una nueva tendencia en la alimentación que conjuga la rapidez del fast food y la calidad de los ingredientes que conforman el menú. El perfil del cliente de los casual food es un consumidor que sale del trabajo durante su tiempo de descanso, buscando atención y servicio rápido, pero sin querer sacrificar ni un ápice de calidad en la comida. En definitiva, lo que este tipo de comensal solicita es disfrutar de un menú saludable, no perder tiempo y volver a su jornada laboral.

El casual food, por tanto, es una tendencia gastronómica en la que convergen los conceptos rapidez, calidad y comida saludable. Busca ofrecer al consumidor platos de comida rápida, con ingredientes de calidad y sin perder la estética ni el buen sabor. Suelen ofrecer sus servicios a cualquier hora del día, siendo el sitio perfecto en el que desayunar, tomar una tapa a la hora de la comida o disfrutar de una cena sana, económica y moderna con los amigos y familia. Todo ello unido en un mismo establecimiento en el que todo gira alrededor de la comida y la estética atractiva.

Esta alternativa ha sido considerada como una excelente opción en el sector de la restauración temática debido a que su propuesta ha animado a muchos consumidores a apostar por una dieta más sana y equilibrada. Además, este novedoso concepto promueve el uso de envases reciclables respetuosos con el medioambiente y siempre a precios asequibles.

Las franquicias y el Casual Food

Las franquicias de casual food están en pleno crecimiento, en Estados Unidos pueden llegar a desplazar el liderato que ostentan actualmente los fast foods. Y es que el pasado año facturaron nada menos que 10.000 millones de dólares. En España, el casual food o «fast casual», está en pleno auge, representando ya el 42% del gasto total de los españoles en restauración. El motivo principal de este crecimiento de los restaurantes «casual» es su atractiva y económica carta, con platos de calidad y saludables.

La comida informal por tanto se ha convertido en una opción de gran atractivo para clientes, pero también para inversores. Cada vez son más los emprendedores que se suman a la fiebre del casual food por sus magníficos resultados. Estos restaurantes se suelen ubicar en zonas de gran afluencia, especialmente de oficinas. El uso de la tecnología es primordial, ya que el «casual dining» va de la mano de la innovación y de lo «instagrameable». La excelente apariencia de los locales y la presentación de sus platos les hace ser una de las principales opciones para los jóvenes a la hora de salir a comer o a cenar, por lo que el inversor debe saber que la principal característica de un restaurante temático de casual food es que debe entrar por los ojos y llamar la atención de los potenciales clientes.

Pero actualmente no todo se basa en servir en el restaurante, y es que los locales de casual food deben contar con servicio delivery. Recordemos que es un concepto de restauración especialmente dedicado a la juventud, no dejan de ser establecimientos de comida rápida, por lo que el envío a domicilio o para recoger es indispensable. Esto implica que la tecnología estará a la orden del día en este tipo de locales. La marca debe tener una aplicación efectiva, en la que los consumidores puedan conocer la carta y la ubicación de los locales, así como las últimas noticias, ofertas y novedades de la enseña.

Por qué invertir en un Casual Food

Para dejarlo todo más claro y para guiar a aquellos inversores que se quieran animar a entrar en el mundo de este innovador concepto que aúna fast food y comida ‘gourmet’, aquí van una serie de consejos:

  1. Diferenciación. A día de hoy hay múltiples opciones de restaurantes fast casual. Hamburgueserías, locales especializados en sándwiches, en comida sana, en tacos… las posibilidades son infinitas y los precios muy competitivos. Por ello, es importante contar con una oferta bien definida, con valor añadido y que se destaque de otros establecimientos.
  2. Diversidad de menús. Así como en los fast food tradicionales, el menú es una de las principales fuentes de venta. Por ello, es interesante crear distintos tipos de menú e incluso combos para dos o más personas, menús veganos, libres de gluten…
  3. Pedidos a domicilio. Como ya hemos comentado, el delivery es indispensable en este modelo de negocio rápido y casual. Además de trabajar con las clásicas aplicaciones de pedidos a domicilio, como Uber Eats, Just Eat o Glovo, las enseñas de casual food deben contar con una plataforma de delivery propia integrada en su página web y una comunicación específica para ello. 
  4. Comunicación enfocada al público joven. Como mencionamos anteriormente, los millennials son el público que más consume en los restaurantes fast casual. Por ello es necesario estar en las redes sociales, principalmente Instagram, a través de imágenes de calidad e historias divertidas. Dejar correr la imaginación y crear un concepto diferente al resto marcará la diferencia.
  5. Personalización. No solo el inversor debe dejar correr su imaginación para crear un estilo propio, esto también se debe dejar en manos del cliente. Tener la opción de crear tu propio plato es un gran atractivo para potenciales consumidores, por ello, se pueden tener en carta uno o más artículos personalizables, como las ensaladas, que son simples y rápidas de preparar. 

BaRRa de Pintxos

BaRRa de Pintxos es un concepto de restauración que nace en 2010 con una visión muy clara; sofisticar la cultura y tradición que hay detrás de los pintxos y el tapeo, fusionando algunas recetas caseras de toda la vida, con otras más actuales e innovadoras, con la premisa de ofrecer un producto de gran calidad a buen precio, en locales muy cuidados y acogedores, con un ambiente informal, para conseguir una gran experiencia para el cliente.

La elaboración y preparación de los platos se hace tanto desde las cocinas centrales, como in situ en los locales, para combinar lo mejor de ambos mundos, producto de gran calidad, homogeneidad, y costes más ajustados. Con todo esto, BaRRa de Pintxos combina la mejor tecnología con las operaciones y los procesos del restaurante, para conseguir una mayor facilidad y control de gestión.

El Kiosko

El Kiosko es un concepto único en la categoría de franquicia premium. Están preparados para acoger clientes de todos los rangos de edad y de todos los ámbitos (parejas, familias, profesionales, turistas, jóvenes…). Sus locales ofrecen una experiencia mágica por su diseño, sus agradables terrazas y su completa oferta gastronómica diseñada para ser disfrutada en todas las franjas horarias. Desde el desayuno hasta las copas de por la noche.

El Kiosko nace en 2008 ante la necesidad de reinventar el sector de la hostelería, creando un concepto hasta el momento inexistente. Idearon un lugar de restauración bonito, acogedor, en el que priman los detalles y la buena hostelería a un precio honesto. Un abandonado kiosco ubicado en Las Rozas, fue el enclave elegido para comenzar con lo que ha acabado siendo un modelo de negocio pionero: El Kiosko.

MásQMenos

La franquicia MásQMenos, ganó el Premio a la Mejor Franquicia de Restauración de 2016. Es una marca dentro del segmento de casual food que presenta una oferta de comida de calidad, saludable y variada a precio razonable y competitivo. MásQMenos ofrece un modelo de negocio dinámico y sencillo de gran rentabilidad y alto nivel de sostenibilidad en el tiempo.

Sus ingredientes son seleccionados entre las mejores materias primas, siendo los ibéricos su producto más vendido, sin olvidarnos de un best seller de toda la vida, el jamón ibérico de bellota. MásQMenos cuenta con una imagen de marca cuidada y la creación de propuestas que se pueden consumir a lo largo de todo el día.

Café Ibérico

Café Ibérico propone un modelo de establecimiento que combina exitosamente los tradicionales cafés y las tabernas y tiendas especializadas en producto de calidad esencialmente ibérico. Pulgas, bocadillos, tapas, raciones, quesos, todo acompañado de los mejores vinos y pan recién hecho cada mañana en sus propios hornos.

Los locales Café Ibérico destacan por su elegancia, pero también por su sencillez, resaltando la facilidad en su gestión para el franquiciado. Todo ello combinado con el mejor producto facilitado por la empresa matriz, San Jamón, y por proveedores de máxima confianza, reconocimiento y calidad. Recrea un negocio Premium basado en el mundo del ibérico y la restauración tradicional organizada, unido a un concepto de tienda selecta.

Ir arriba