Buscar Franquicias Rentables y de Exito

restaurantes-internetOlvidados los tiempos en que bastaba con que una cara famosa recomendara un producto para que este se convirtiese en el boom del momento... Cuando quedan atrás los días en que deportistas y actores se convertían en los mejores anunciantes de bienes y servicios...

internet impone sus propias normas: un 70% de los consumidores deposita su confianza en prescriptores que no conoce personalmente. Ahora el protagonista eres tú.

Eligiendo dónde cenar...

¿Y qué uso dan a esa prescripción muchos de los consumidores? En un muchos de los casos, para la elección de un restaurante ya pertenezca a una cadena de franquicias de restauración o sea independiente. Y es que se trata de uno de los sectores que más recomendaciones genera en la Red, como demuestra el estudio Brand Advocates realizado por Zuberance, que indica su predominio en el consumo de las nuevas tecnologías (25%) seguido de la restauración (en segundo lugar con el 15%). Un estudio confirmado en el propio terreno: “En nuestro caso los restaurantes constituyen una de las patas fuertes de nuestro portal, recogiendo un tercio de los comentarios”, comenta Roberto Heredia, CEO de 11870.com, una de las plataformas más usadas por los prescriptores españoles en internet que ya cuenta con casi 240.000 opiniones, unas 6.000 al mes.

Este tipo de páginas no hacen más que trasladar a la Red ese boca a boca siempre tan eficaz pero antes tedioso ya que teníamos que esperar a que amigos o familiares visitasen el lugar para preguntarles su opinión. “Además –continúa–, conocerse personalmente no es tan importante en la Red”, si bien define el perfil del prescriptor tipo –“entre 25 y 45 años, cosmopolita y urbanita, viajero y con interés por desarrollar al máximo su tiempo de ocio”– lo que permite hacernos una idea de quien se esconde tras la pantalla.

Y es que “internet y las redes sociales han convertido a todos los clientes en críticos”, comenta Borja Domínguez, cofundador de la franquicia Wogaboo, una de las redes de restauración madrileña en franquicia que más fuerte ha apostado por las nuevas tecnologías, donde encuentra un target ideal para su oferta. La firma, con 12 restaurantes para su cadena de franquicias, se ha sumado al reto tecnológico consciente de que “afecta de forma positiva a la cuenta de resultados”, como contrapartida acepta exponerse a cualquier tipo de crítica. Y es que el miedo a perder el control sobre el mensaje del negocio es uno de los factores que desde 11870.com señalan como disuasorio entre los gestores de restauración para apostar por esta plataforma: “A pesar de que en nuestra web un 95% de las críticas son positivas”, explica Heredia.

Pero, ¿cómo funcionan estos directorios? “La mayoría de las veces son los usuarios quienes dan de alta un restaurante. Otras veces son las empresas; pero lo que nunca pueden es administrar las opiniones que aparecen sobre ellas”, comenta Heredia. En el caso de la franquicia Wogaboo, el franquiciador explica que son ellos mismos los que abogan por exponerse a estas opiniones, ya que “como start-up que somos, a veces se necesita volumen”. Eso sí, apuestan por un tono “suave y friendly”, invitando a la crítica, aunque esta sea negativa. Llegado este punto, la pregunta es obligada: ¿prefieres la crítica positiva o la negativa? “Para mi moral es mejor la positiva, pero para el negocio la negativa. Es la mejor forma de mejorar”, confiesa Domínguez.

opiniones

¿Por qué debo estar en internet?

Para empezar, “porque es infinitamente más barato que cualquier otra forma de promoción”, comenta de forma concluyente Diego Coquillat, referente mundial en redes sociales para restaurantes, gastronomía y turismo, creador del concepto Social Media Restauranting y autor del blog diegocoquillat.com. “Además –continúa–, se trata de estar presente donde el cliente nos va a buscar”, y hoy por hoy internet es el medio rey. “El cliente es el gran protagonista; es quien decide si hablar o no de ti, y si tú no permites o facilitas los comentarios o críticas en tu entorno, estos se trasladarán a ámbitos externos como blogs o foros, en donde el mensaje es mucho menos controlable.

Es importante hacer aquí una pequeña pausa y explicar de qué forma se controlan los mensajes en entornos como el de 11870.com, donde se ha comentado que no es el propietario quien los gestiona. Heredia conoce a la perfección el miedo de estos y les tranquiliza: “Contamos con un equipo profesional que manualmente revisa cada opinión, además de que nuestra página se creó con el objetivo de que los usuarios guardasen sus experiencias favoritas”.

Y seguimos con las ventajas, de manos de Coquillat, quien no duda en alabar el papel democratizador de la Red en los negocios y las franquicias. “internet es la gran oportunidad para pequeños y anónimos de poder brillar por encima de las grandes empresas”, explica, a la vez que nos abre la mente ante lo que ocurre ahora mismo en la prescripción online en restauración: “La brecha entre los que hacen las cosas bien y los que no tienen presencia es cada vez mayor, provocando una concentración de comentarios en muy pocos establecimientos; algo negativo para el sector”.

Y es que los datos hablan por sí solos; y si la cadena Wogaboo, según Domínguez, gestiona “un 75% de las reservas vía online”, donde el cliente puede elegir la posición de su mesa, incluir una foto en la misma, que los demás puedan verla… en El Rancho Madrid, dirigido por Coquillat, las cifras alcanzan “un 70% entre Twitter, Facebook y la web para móviles del restaurante, además de otros directorios y agencias”, explica.