Buscar Franquicias Rentables y de Exito

La segunda oleada del estudio internacional Workmonitor, realizado por Randstad, confirma que en España se está produciendo una tendencia de decrecimiento en el entorno laboral desde hace un año, sobre todo en las expectativas de encontrar un trabajo similar. Desde el segundo trimestre de 2012 hasta día de hoy, la tendencia en este ámbito ha menguado 9 puntos porcentuales y se ha pasado de unas expectativas superiores al 43% hasta llegar al 34,5%, 5 puntos porcentuales menos que en la primera oleada de 2013.

A pesar de que los datos de la última oleada de 2012 y la primera de 2013 se mantuvieran prácticamente en el mismo nivel, las perspectivas de obtener un empleo distinto también han sufrido una caída superior al 6% respecto al anterior trimestre. Este decrecimiento se intensifica y supera el 7% si se compara este valor de forma interanual, es decir, el segundo trimestre de este año con el anterior. España es el país con las perspectivas más bajas de la Unión Europea de los 15 para obtener empleo. Mientras que la media nacional para conseguir un empleo similar y distinto en los próximos 6 meses se sitúa en el 34,5% y el 35,4%, en el continente europeo alcanza el 49% y el 53%, respectivamente. Esta perspectiva se debe, sobre todo, por el ambiente social y laboral en el que se encuentra la ciudadanía. Esta desconfianza queda reflejada, además, con los últimos datos publicados por el Centro de Investigación Sociológicas (CIS), que indica que el paro, con más del 82%, y los problemas económicos, con el 35%, se encuentran entre las tres principales preocupaciones de los españoles.

Alemania y Reino Unido son los dos países dentro de marco europeo que se muestran más optimistas en obtener un trabajo similar o distinto en los próximos 6 meses. Le siguen Suecia y Bélgica, donde más de la mitad de la población, al igual que los dos estados anteriores, manifiesta tener perspectivas de conseguir un empleo. Por el contrario, las expectativas de encontrar empleo en España y Grecia no superan el 40%.

Estos resultados se deben, sobre todo, a las grandes diferencias que existen en los índices de desempleados entre unos y otros países. Los que cuentan en la actualidad con un mercado laboral más dinámico y flexible y, por consiguiente, con unos niveles de desocupación más bajos (Alemania, con un 5,4% en 2013; Reino Unido, un 7,7%).

Bélgica, un 8,4%; y Suecia, un 8,45% son los países con unas expectativas más elevadas para encontrar empleo. En cambio, países como España y Grecia, con una tasa de paro que supera el 26%, son los que se muestran con unas perspectivas más bajas.

Decrecen las personas que buscan trabajo

Esta evolución decreciente en las perspectivas de obtener un empleo contribuye a que el mercado laboral sea más estático y se produzca una disminución del volumen de personas con intención de buscar un empleo en este momento. Esta situación pone de manifiesto, al mismo tiempo, una mayor predisposición de la población por la estabilidad laboral. En este sentido, el informe Workmonitor repite el mismo resultado que hace un año y pone de manifiesto que el 11% de los consultados asegura estar buscando empleo de forma activa, lo que representa 4,4 puntos porcentuales menos que el pasado trimestre.

Los motivos por los que los españoles deciden afrontar un cambio profesional son diversos y prácticamente no varían respecto al trimestre anterior. Los aspectos empresariales como reorganizaciones y fusiones de compañías (31%), la búsqueda de mejores condiciones de trabajo (29%) y la motivación y el deseo personales (16%), lideran el ranking de prioridades a la hora de cambiar de empleo.

Ligero incremento de la confianza en mantener el empleo

El informe Workmonitor también arroja datos positivos, como es el hecho de que se ha producido un ligero incremento de la confianza en mantener el empleo.

Esto se debe, en parte, a los datos de desempleo publicados en los últimos meses por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que registraron un descenso de la tasa del paro superior a las 98.000 personas en mayo, lo que representa la tercera caída consecutiva en esta materia tras los meses de marzo y abril. Otro factor de carácter más estacional que ha podido suscitar este aumento de la confianza en mantener el empleo ha sido la llegada de la temporada estival y el consiguiente incremento de demanda de mano de obra para cubrir las vacantes.

Este contexto social y laboral ha facilitado que los resultados del informe Workmonitor hayan detectado un aumento de la confianza de los trabajadores en mantener el empleo durante el segundo trimestre del año. De la primera a la segunda oleada, este índice ha aumentado 1,5 puntos porcentuales, mientras que de un año a otro este incremento se amplía a 3,4 puntos. Esta dato rompe la tendencia negativa del último trimestre de 2012 y el primero de 2013, momento en los que la confianza de los trabajadores en mantener el empleo presentaba una evolución negativa.

Se mantiene la satisfacción en el entorno laboral

Esta percepción de mayor optimismo en torno a la conservación del puesto de trabajo, así como una relativa mejora de la situación de desempleo, conlleva también un estado de mayor tranquilidad y seguridad en los empleados. Ante este contexto parece razonable los resultados positivos extraídos del análisis de satisfacción que se realiza en el estudio comparativo Workmonitor.

En este sentido, el 69% de los empleados consultados manifiesta su satisfacción respecto a su entorno laboral, el mismo resultado que el trimestre anterior y uno menos respecto a la situación anímica de hace un año. En este sentido, el estudio Workmonitor detecta una estabilización de este campo de estudio en el mercado laboral español debido a que no se han producido prácticamente variaciones en comparación a oleadas anteriores.

Índice de Movilidad Laboral, por debajo de la media

Estos cuatro factores integran el Índice de Movilidad Laboral de Randstad. Los resultados de esta oleada posicionan a España por debajo de la media establecida en este índice del Workmonitor (100) y muestran una caída de 5 puntos respecto al trimestre anterior. Con una tasa de 97, nuestro país se ve superado por dos de las grandes potencias económicas europeas en este momento, Francia (107) y Reino Unido (105), que confirman su condición de países con mayor movilidad laboral y, por tanto, con más cambios en las plantillas de las compañías. En cambio, el caso de Alemania (91) o Dinamarca (94), por debajo de España, muestra dos estados que presentan una expectativa de cambio más baja y con menos rotación en las organizaciones.

Sobre Randstad Workmonitor

Este estudio se lanzó en Holanda en 2003, después en Alemania y ahora cubre 30 países en todo el mundo. Con una publicación trimestral, el informe ofrece tendencias tanto locales como globales en el mundo del empleo.

Para el análisis se realiza una encuesta online en población de entre 18 y 65 años que trabajen un mínimo de 24 horas a la semana. Para la oleada del segundo trimestre de 2013 se ha contado con una muestra total de 14.780 entrevistas.

 

Artículos

Franquicias tecnológicas: el futuro está aquí

Franquicias tecnologicas

El sector de las franquicias tecnológicas ha crecido notablemente a raíz del importante desarrollo tecnológico que ha tenido lugar en los últimos años.

Leer más...

Entrevista con Juan Miguel Fernández, fundador de Pig Ibéricos

Pig Ibéricos es una compañía que inicia su andadura como franquicia. Comenzó a franquiciar en 2020 y en la actualidad cuenta con tres establecimientos propios en la zona del levante español. Posee una de las ofertas más atractivas dentro del mundo de la restauración ibérica en franquicia. Todo gracias a una cuidada selección de proveedores y un producto de calidad y a buen precio. 

Leer más...