Las franquicias se preparan para la campaña de Navidad

La campaña de Navidad ya ha empezado y las franquicias buscan obtener los mejores resultados, diferenciándose de sus principales competidores.

Hace algunas semanas que se dio el pistoletazo de salida a la campaña de Navidad 2022. Esta tradicional campaña cada vez evoluciona más, hasta el punto de haberse diluido sus límites, especialmente desde la llegada del Black Friday a nuestras vidas. El marco económico en el que nos encontramos influye a partes iguales en franquicias y consumidores. Un contexto en el que las enseñas deben ponerse las pilas y adaptarse a un mercado cada vez más cambiante pero que ofrece cada año más opciones y más variadas.

Las marcas se encuentran ante un enorme desafío. Deben lograr los mejores resultados con los precios más altos desde hace años y con una población con menos capacidad económica. Para ello, las franquicias y demás negocios deben estar más pendientes que nunca de los consumidores, ofrecerles condiciones favorables, ofertas suculentas y un trato personalizado.

La publicidad seguirá siendo el arma más preciada de cualquier marca, y debe estar enfocada más que nunca a los beneficios que obtendrá el cliente si elige nuestra franquicia por encima de otra.

Potenciar las fortalezas del negocio, las promociones que se ofrecen, la diferenciación con respecto a los principales competidores… Cualquier opción es buena en una campaña de Navidad que llega en un contexto de inflación desbocada y de inestabilidad política y económica en todo el mundo.

Esto unido a los serios problemas de stock del mercado y del auge del comercio electrónico, coloca a la presente campaña de Navidad en un marco nuevo para la mayoría de las enseñas, en el que la diferenciación y las ofertas marcarán la diferencia. Un contexto económico en el que hasta el mismísimo Papá Noel necesitará algunos consejos…

Diversificación

Es condición esencial para las marcas durante la campaña de Navidad llevar una buena estrategia de diversificación. Esta diversificación debe enfocarse tanto a la parte creativa como a la estrategia de medios. Según estudios, el 84% de los consumidores consideran que ver publicidad aumenta su confianza en las marcas. Por tanto, cuantos más canales ocupe la franquicia con su publicidad, mayor credibilidad tendrá entre los posibles clientes. Además, una buena diversificación creativa hará que los consumidores reciban el contenido más relevante.

Adaptarse a los consumidores

El contexto económico actual hace que los consumidores busquen aprovechar al máximo su presupuesto para las compras de Navidad. Este nuevo marco hace que las franquicias deban estar más pendientes que nunca de sus clientes. Las marcas deben proporcionar todas las ayudas posibles a los consumidores, trasmitir empatía y apoyo, especialmente en la publicidad.

Las reseñas influyen

Se recomienda a las marcas ofrecer incentivos a los consumidores para que dejen buenas reseñas y opiniones. Estrategias como ofrecer descuentos en futuras compras son buenas opciones.

Dejar clara la disponibilidad del producto

Los problemas en las cadenas de suministro siguen estando a la orden del día. Es recomendable hacer saber a los clientes si el producto está disponible, si se está agotando o si ya lo está. Es importante utilizar mensajes como “Casi agotado”, “En stock”, “Hasta agotar existencias” …

Combatir las disrupciones

Especialmente enfocado a las ventas online. Los clientes, sobre todo en sus compras de Navidad, necesitan saber si su pedido estará disponible para la fecha que deseen y conocer los tiempos de envío. Para ello, las franquicias deben contar con opciones como por ejemplo, “Recogida en tienda”. Además, esta serie de ventajas pueden hacer que el consumidor adquiera más productos.

Flexibilidad

El gasto medio de los consumidores no es tan predecible hoy en día como antes. Por ello, las franquicias deben mantenerse alerta y ser flexibles para adaptar promociones, mensajes durante la campaña y evolucionar sobre la marcha.

Ir arriba