Buscar Franquicias Rentables y de Exito

depilacion franquiciaHasta 92 cadenas componen en España el segmento más dinámico de los últimos años en la franquicia: el de las franquicias de depilación.

Según un estudio elaborado por Cloud RCT, que presta soluciones avanzadas de control médico y gestión remota, estas enseñas se reparten 1.915 centros abiertos en España, de los cuales sólo un 15% son unidades propias.

Además, cabe contabilizar otras 400 clínicas no asociadas y un millar de profesionales esteticistas y locales independientes que incluyen estos servicios. “El sector está en fase de consolidación, de manera que las franquicias han de esforzarse por ser más rentables, más competitivas y saber diferenciarse”, explica Txema Arnedo, vicepresidente de Ventas y Márketing de Cloud RCT.

Otros datos definitorios del mercado son su origen meramente nacional –hasta el 96% de las marcas son españolas– y su relativa juventud: el informe sitúa su nacimiento en los últimos seis o siete años. En cualquier caso, tiempo suficiente para registrar “un crecimiento exponencial” –sin duda, el mayor del sistema de franquicia en este periodo–, “tanto en centros como en facturación y aceptación por parte de los consumidores”. El estudio, cuyo objetivo no es una valoración económica del sector, emplea el dato de la consultora DBK, que cifra en 570 millones de euros el negocio de este mercado en 2010, para extrapolar una media de facturación de 175.000 euros por centro –en franquicia o independiente–.

La distribución de las unidades es, no obstante, desigual, de forma que el 17% de las enseñas cuentan con el 73% de los centros, mientras el 37% de las cadenas disponen únicamente de una o dos unidades de negocio operativas (ver cuadro). Por otra parte, Madrid y Barcelona conforman las capitales del sector, con el 34% y el 20% de las sedes centrales, respectivamente, si bien Valencia y Sevilla cuentan también con una buena representación autóctona. En cuanto a la distribución de las redes, existe una alta concentración –cerca del 80%– en capitales de provincia y municipios de más de 50.000 habitantes.

Presión competitiva

Partiendo de un público objetivo de consumidores entre 18 y 55 años –mujeres y hombres–, el estudio echa mano de los datos del INE para señalar un mercado potencial de 25,5 millones de clientes. Ajustando más, “y asumiendo que solamente un 25% de las mujeres y un 5% de los hombres realmente accederían a estos servicios, tenemos un mercado objetivo de 3.850.000 clientes potenciales”. El análisis de capacidad del sector nos daría, según Cloud RCT, una estimación de unos 3.500 centros como máximo. Un dato que acrecienta la presión competitiva, especialmente en los mercados de mayor densidad de centros, con la consiguiente reducción de precios, lo que “puede redundar en un aumento del total de clientes potenciales”.

Según el responsable del estudio, esa presión por ahora no significaría una criba en el número de operadores, pero sí ralentizará su desarrollo: “Todavía hay un mercado potencial importante para todos, pero más que grandes crecimientos, la oportunidad pasa en estos momentos por conseguir una mayor eficiencia a partir de la base de clientes que ya tienen”, explica Arnedo.

El análisis también destaca la incipiente pujanza del sector en el plano internacional, donde el 15% de las 88 redes españolas suman ya 1.004 franquicias.