Diez Euros: Moda y complementos a precio único

Esta franquicia desembarca para defender el concepto de precio único, comercializando una amplia gama de ropa y complementos de moda, tanto para hombre como para mujer, al precio, sin excepciones, de 10 euros por producto.

Además del tentador precio, que anima a darse un capricho a pesar de la situación actual, esta cadena de moda ofrece una constante actualización de su oferta, que cambia cada dos semanas siendo siempre prendas que apuestan por las últimas tendencias.

Un local de unos 55 m2 y una inversión de 19.800 euros más obra civil son los primeros pasos para convertirse en franquiciado de esta empresa que cuenta ya con siete puntos de venta y que tiene previstas cinco próximas aperturas.

Traka Barraka: Donde el color es el protagonista

El espíritu emprendedor de Olatz Eskiroz, dueña de la firma junto con Ana Santos, daba como resultado en 2006 la creación de Traka Barraka, una empresa bilbaína dedicada al sector de la moda para mujeres, aunque recientemente se ha estrenado en la venta de ropa infantil, en una apuesta por la diversificación.

Sus colecciones, que incluyen ropa y complementos, destacan por la originalidad de sus diseños. Pero siempre son los vestidos las piezas más destacadas con sus llamativos colores y aspecto naïf.

Cuatro tiendas en el País Vasco y una quinta en Madrid forman la red de esta marca que está en plena expansión y que también comercializa sus productos online, llegando a todos los puntos de España.

Jordi Amado & Consultores Asociados: Consultor de consultores

Iniciaba su actividad en 1996, y pronto se consolidó como una empresa dedicada a dar servicios de información, formación, consultoría y nuevas tecnologías a despachos profesionales, desde bufetes hasta gestorías. Desde hace dos años Jordi Amado & Consultores Asociados apuesta por la franquicia como fórmula de crecimiento.

Para unirse a su proyecto buscan personas con mentalidad comercial y emprendedora, preferiblemente licenciados universitarios con afinidad con temas de derecho y contabilidad y experiencia previa en servicios como banca, despachos de abogados o departamentos financieros.

La inversión inicial es de 20.000 euros y, aunque no se necesita local comercial, sí una pequeña oficina de unos 20 m2.