Entrevista con Rafael Bentolilla, CEO de Happy City

El CEO de la franquicia Happy City, Rafael Bentolilla, explica detalladamente en esta entrevista en qué consiste su modelo de negocio.

Especializada en el servicio de última milla, la franquicia Happy City acerca el mundo de la comida a domicilio a aquellas ciudades donde otros no pueden llegar. El CEO de Happy City, Rafael Bentolilla, explica en esta entrevista en qué consiste su modelo de negocio.

«Tecnológicamente, estamos a la altura de los grandes del sector. Nuestra tecnología marcará la diferencia con usuarios, partners y riders»

¿En qué se basa vuestro modelo de negocio?

Nuestro concepto de negocio se basa en cubrir una necesidad de un mercado que está en continua ascensión: el servicio de comida y otros productos a domicilio.

Esta necesidad se encuentra ampliamente cubierta en grandes capitales. Sin embargo, no lo está tanto en pequeñas poblaciones, que son el nicho al que estamos enfocando la captación de franquicias. Al final lo que estamos buscando es otorgar a las pymes de las pequeñas poblaciones la oportunidad de DIGITALIZAR su negocio. De esta manera pueden aumentar sus ventas y hacer llegar sus productos a los domicilios tanto de sus clientes habituales como de potencialmente nuevos.

Cuéntanos los inicios de la marca, ¿cuándo y como empezó la franquicia?

Tras más de tres años de experiencia en una pequeña población como Ceuta, la ciudad que nos vio nacer, vimos que habíamos creado un modelo de negocio rentable. Viendo el boom del sector en grandes poblaciones especialmente tras la pandemia, pensamos que podía ser interesante plantear exportar nuestro modelo a otras ciudades cuyas características demográficas fueran similares a Ceuta.

Nuestro KNOW-HOW en la materia es muy amplio. Hemos aprendido mucho de nuestros errores y nos vemos en plena disposición para exportarlo exitosamente en otras localidades.

¿Cuáles son los aspectos que más han tenido éxito dentro de tu negocio y qué otros, no tanto?

La novedad es uno de los hándicaps de Happy City. En Ceuta fuimos la primera plataforma de envío de comida a domicilio. Además, en las localidades donde pretendemos expandirnos probablemente haya una presencia mínima de las grandes plataformas, y solo en algunas hay plataformas locales implantadas. En este caso, nuestra tecnología marcará la diferencia tanto con usuarios, como con partners y riders.

¿Qué objetivos de expansión persigue alcanzar la franquicia?

En este primer año de comercialización de la franquicia esperamos contar con unas 10, siempre buscando aquellas localidades cuyas características demográficas sean similares a Ceuta.

¿En qué se diferencia de la competencia?

Tecnológicamente podemos estar orgullosos de estar a la altura de las grandes plataformas del sector. Tanto usuarios como partners podrán percatarse de ello en cuanto se descarguen nuestra app de pedidos. Otro ejemplo es SUMNI V2 PRO, con lo que gestionarán la operativa diaria de los pedidos.

¿Qué perfil de franquiciado buscáis?

Buscamos personas dinámicas, que puedan involucrarse en el proyecto, familiarizado con las nuevas tecnologías (no imprescindible) con experiencia en puestos de responsabilidad y bien relacionadas en el mundo de la hostelería o comercio. La captación de buenos partners es vital para el devenir de la franquicia.

¿Qué se necesita para franquiciar con vosotros?

Literalmente desde 6.000€ se puede abrir la franquicia, además gracias al convenio que tenemos con BBVA, se podrá financiar cualquiera de nuestros “packs”.

Defina su enseña en tres palabras

Tecnología, rapidez, atención.

Por último, ¿estáis tomando algún tipo de medida excepcional por la situación actual para franquiciados o para clientes finales?

Por supuesto, nuestros riders cumplen exigentes protocolos como medida de prevención de la propagación de la COVID-19. Además del uso de mascarillas, tanto nuestra matriz como nuestros franquiciados deberán cumplir une exigente protocolo de higiene basado en la limpieza de los equipos de transporte con productos de solución desinfectante.  

Ir arriba