Las 10 franquicias españolas más antiguas

El origen de la franquicia en España se remonta hasta hace más de un lustro, a mediados de los años 50, inicios de los 60. Este modelo de negocio tardó en afianzarse en nuestro país, especialmente por la precariedad de la economía, que hacía casi imposible el poder implantar una franquicia en España. Las primeras franquicias llegaron desde Francia, lugar donde el modelo y su desarrollo sí estaba mucho más avanzado. Así fue como empezaron a surgir marcas nacionales que se convertirían en las primeras franquicias españolas de la historia.

Durante los años 70, el desembarco de franquicias en nuestro país era imparable. Las marcas españolas continuaron desarrollándose, mientras que las internacionales veían en el sistema de franquicia español un terreno aun por explotar. A partir de los años 80 y, especialmente en los 90, la franquicia en España experimentó una rápida progresión, así como el asentamiento de muchas de las enseñas nacionales. Los principales sectores fueron la hostelería y la moda, tendencia que aún hoy en día sigue vigente. El crecimiento de la franquicia en España estuvo acompañado del apoyo de las instituciones, con la creación de la AEF (2000), y la celebración de distintas ferias de franquicias en las que las marcas se promocionan ante los posibles inversores.

Valor

La marca de chocolates española por excelencia. Valor nace en 1881, de la mano de Valeriano López Lloret, quien procedía de una familia de chocolateros. Con un método artesanal y de calidad, el producto se hace famoso y comienza a exportarse a numerosas zonas de España. Durante los años 50 y 60, la marca no para de crecer, instaurando nuevas fábricas para satisfacer la demanda. Se lanzan chocolates muy novedosos con propuestas nunca antes vistas.

En el año 1976 se amplía el equipo directivo y se establece una red de representantes por toda España. Valor entra así en el modelo de franquicia. Durante los años 80, Valor comienza a crecer fuera de España, exportando su producto a otros países sudamericanos y asiáticos. A día de hoy, Valor sigue creciendo sin descanso, diversificando su producción y abriendo establecimientos franquiciados por todo el mundo.

Rodilla

La franquicia de bocadillos Rodilla tiene su origen en Madrid, en el año 1939. Antonio Rodilla decidió vender sus productos en forma de sándwich, con un pan muy suave y ligero inspirado en el tradicional pan inglés. La fórmula de Antonio Rodilla no tardó en cautivar a los madrileños. En los años 70, Rodilla comenzó a crecer por la capital con la apertura de dos nuevos locales. Años después, confiando en el éxito de su comida artesanal y mediterránea, la marca se lanza al modelo de negocio de franquicia, era el año 1995.

La primera franquicia de Rodilla en España se abre en Goya. La empresa siguió creciendo y en 2012 pasa a formar parte del Grupo Damm. Sin cambiar la receta original, consiguieron innovar y adaptarse a la ciudad, los tiempos y las personas. En 2019, Rodilla celebró su 80 aniversario, contando con más de 150 restaurantes en 14 comunidades. En 2019, además, comenzaron su expansión internacional, abriendo tres restaurantes en Miami.

Santiveri

La franquicia Santiveri nace, como muchas otras empresas, fruto de la casualidad y sin previo aviso. En 1885, Jaime Santiveri, propietario de una camisería en Barcelona, viaja a Alemania aquejado de una dolencia pulmonar que todos los médicos dan por incurable. Allí visitó un balneario que trataba, mediante técnicas naturales, todo tipo de patologías. Santiveri regresó totalmente curado y dispuesto a importar este método en España. Así, transformó su camisería en la primera fábrica laboratorio de productos naturales en España. Poco después, abrió su primera farmacia.

Santiveri también fue pionera en técnicas de marketing nunca antes vistas, como las degustaciones gratuitas de sus productos. A medida que la demanda de producto creció, Santiveri entró en el modelo de franquicia, a mediados de los 80. Actualmente, la marca cuenta con 256 puntos de venta y con más de 1.000 referencias distintas que se exportan a cerca de 30 países.

Seur

Seur se funda en 1942 como empresa de paquetería vigente entre Madrid y Barcelona. El compromiso de la compañía era entregar cualquier envío en menos de 24 horas. En los años 60, extendió su servicio a las principales capitales del país. En los 70 ya cubría toda la red de rutas por España. Sin embargo, es en el año 2000 cuando hay una reestructuración del negocio en varios ámbitos. Entran nuevos accionistas y se comienza a hacer un enfoque diferente de los servicios.

La enseña entra en el modelo de negocio de franquicia y comienza a realizar envíos internacionales. En la actualidad, Seur cuenta con 7.300 empleados y más de un millón de clientes, así como una amplia variedad de tiendas y puntos de entrega en todo el territorio nacional. Además, está apostando con fuerza por el ecommerce en los últimos años.

Eroski

La franquicia de supermercados Eroski surge en el año 1969, tras la unión de siete cooperativas de consumo. La intención era la de simplificar y abaratar sus operaciones. Poco después, en 1977, se convierte en la primera cadena de distribución en España en lanzar su propia marca de productos. Un año después, abre su primera tienda franquiciada, siendo también pionero en el sector. Durante los años 80 sigue creciendo por todo el país, comenzando su expansión por Francia en 1992.

Durante todos estos años, Eroski diversificó su gama de productos propios y también de servicios. La enseña creció con la creación de diferentes tipos de establecimientos, entre los que destacan sus gasolineras. A finales de los 2000, Eroski abandonó su expansión internacional y desde entonces se centra únicamente en el mercado español.

Santagloria

Santagloria nace en el año 1963, cuando un panadero quiso asentar el concepto de Santagloria Coffe & Bakery. Es la franquicia especializada en panaderías con más prestigio de España. Una empresa número uno en innovación culinaria que consigue sorprender y endulzar a todos sus clientes. Tiempo después de su fundación, Santagloria sigue utilizando las mejores materias primas y productos naturales. Además, sigue recurriendo a técnicas artesanales, transmitidas de generación en generación.

La filosofía de la marca es hacer felices a sus clientes con continua innovación. En el año 2015, la enseña comenzó a franquiciar, de la mano del Grupo Foodbox. Actualmente cuenta con más de 120 locales en España.

Arnoldo

Las franquicias Arnoldo son unas heladerías italianas que llevan desde 1935 haciendo las delicias de sus clientes. Provienen de una pequeña ciudad bellunense del norte de Italia, cuna del helado: Longarone, en la región del Vénetto. La tradición heladera de los Arnoldo comienza en Graz, Austria.

Poco después Giovanni y Elisa Arnoldo, la siguiente generación, empezaron su andadura en Italia en la playa de Cervia, una pequeña ciudad balneario al sur de Rávenna. En 1935 se trasladaron definitivamente a San Sebastián, primero frente a la gasolinera de la playa de Ondarreta y más tarde, en 1938, a la calle Miramar 2. En 1948 Livio Arnoldo se instala en la calle Garibai 2, nuestra actual sede. Desde los comienzos hasta hoy sus helados son elaborados bajo un proceso cien por cien artesanal, respetando antiguas fórmulas y cuidando la selección de las materias primas. Una franquicia rentable con productos y un servicio especializado y de calidad.

La Antigua Churrería

La franquicia La Antigua Churrería es un concepto de negocio basado en la venta de churros y chocolate ya sea a domicilio, en el local o para llevar a casa o a la oficina. La Antigua Churrería opera desde el año 1913, por lo que podemos afirmar que es una de las churrerías más antiguas y con más solera de la capital. Ahora, ofrece la posibilidad a los emprendedores de incorporarse a un nicho la hostelería como son las chocolaterías, a través de su franquicia. Y hacerlo siempre de la mano de auténticos expertos con más de un siglo de experiencia.

La Antigua Churrería es un negocio que ha sobrevivido y ha triunfado durante generaciones. El secreto de su éxito está centrado en la cuidada elaboración de los productos y la cercanía a sus clientes.

Mayoral

Mayoral es una empresa malagueña de moda infantil,  líder en España y tercer grupo en Europa, con una amplia trayectoria en el sector textil que la ha convertido en un referente internacional a lo largo de su historia. Lo que nació hace 82 años como un negocio familiar se ha convertido en un grupo con carácter internacional que representa la moda española en todo el mundo. Actualmente, la compañía se ha convertido en un grupo empresarial compuesto por sociedades dedicadas al diseño, fabricación, comercialización y distribución de moda infantil en más de 100 países.

Mayoral diseña moda para niños de entre 0 y 16 años, apostando por materiales sostenibles y buscando siempre los mejores precios para sus clientes. Los productos se diseñan en su sede central de Málaga de la mano de un equipo de más de 100 diseñadores.

Scroll al inicio