AsiaInspection aconseja 5 tipos de controles para evitar sorpresas con los alimentos

AsiaFoodInspection, división dedicada al análisis de los productos de alimentación, considera que lo más importante e innegociable es la salud. Alex Makow, Director de AsiaInspection para Europa, señala la importancia en un buen control de calidad previo y posterior de los alimentos que se importan de otros países, para erradicar cualquier tipo de tara en alimentos. Además, tal y como afirma Makow, “no solo hay que tener en cuenta la calidad de cada producto que se va a importar, sino que además se debe cuidar al mínimo detalle tanto el embalaje como el traslado”.

Los profesionales y expertos de AsiaInspection señalan 5 tipos de controles básicos que deberían llevar a cabo todas las empresas que importan productos alimenticios a España.

1.- Control materia prima: al ser la base de cualquier producto, cualquier anomalía supone un agravio para el resto del proceso de producción.

2.- Control en la producción y auditoría social: es imprescindible analizar las condiciones de higiene y salubridad del espacio de trabajo, así como la forma de manipular los alimentos.

3.- Post-auditoría de control: antes de iniciar el embalaje de los productos, es crucial tomar una muestra de los mismos y analizar de nuevo sus características. De esta forma, se ahorrará tiempo y costes en caso de posibles taras.

4.- Control de embalaje: las cajas de comercialización deben estar adaptadas específicamente para cada producto, y tener la resistencia necesaria para sobrellevar el traslado sin sufrir desperfectos.

5.- Control de transporte: el contenedor ha de estar debidamente desinfectado y tener las características necesarias para cada tipo de alimento. En caso de tratarse de congelados, es vital no romper la cadena de frío. También se debe tener especial cuidado a la hora de transportar productos de diferentes categorías juntos.

Asimismo, al recibir la mercancía hay que comprobar que los recipientes estén íntegros y adecuadamente colocados. “Es crucial corroborar que el artículo que llega al consumidor final ofrece la mejor calidad y, sobre todo, que no será lesivo para su salud. Fabricar en Asia no conlleva que un producto sea defectuoso o peligroso”, resalta el Director General de AsiaInspection para Europa.

De este modo, siguiendo estos requisitos indispensables, el importador se asegurará de que los productos alimenticios lleguen a su destino con todas las propiedades y características necesarias requeridas, de forma que no se ponga en riesgo la salud de los consumidores.

 

Scroll al inicio