El ‘fast food’ marca el camino para la franquicia de hostelería

fast food

BUSCADOR DE FRANQUICIAS

Aunque muchas veces denostado, el fast food está tirando actualmente de la hostelería, tal y como casi todos los estudios confirman. Este segmento ha sido el gran beneficiado por la crisis que, junto a la de servicio a domicilio, creció en 2011 un 4% según el último informe de DBK, hasta alcanzar los 2.700 millones de euros en España.

El fast food acumula ya varios años de incremento en medio de la recesión, lo que le ha valido para que DBK lo califique como “el área de actividad de mayor dinamismo en el mercado de la restauración”.

Como explica Jorge Porcar, director de Expansión de The Eat Out Group, “la restauración rápida no es que sea el segmento menos afectado, es que no para de crecer. El consumidor, con poco dinero disponible, se da cuenta de que pagando mucho menos obtiene un gran producto y un buen servicio en espacios agradables, por lo que se decanta por este tipo de restaurantes”.

También el casual dining y el fast casual –que combina velocidad y precio junto con una mayor variedad– se han beneficiado de estos tiempos. Este segmento, basado en un ambiente cuidado, un servicio al cliente más personalizado y unos productos más diversos que el fast food tampoco olvida que el factor precio es el gran tótem del momento.

Incluso más allá de segmentos en particular, como cuenta Óscar Lapena, responsable de Franquicias de La Mary: “Lo que se percibe en el mercado es la demanda de un tique medio muy ajustado, donde la relación calidad/precio sea altamente satisfactoria, pero esto no solamente los conceptos de fast food o de casual dining pueden ofrecerlo”.

 

Ir arriba