Buscar Franquicias Rentables y de Exito

niño franquicia kumon

La cadena multinacional de franquicias Kumon ha abierto sus primeros centros en Portugal. Continua de esta forma con la consecución de sus objetivos de expansión en la Península Ibérica. Las nuevas ubicaciones lusas se situan en Matosinhos, cerca de Oporto y en Braga. De cara al mercado portugués, el objetivo de expansión de Kumon se situa en la apertura de hasta 20 centros en el país vecino.

Nada menos que cuatro millones y medio de niños se forman en la actualidad con los programas de la cadena de franquicias de enseñanza Kumon. Esta marca, que cuenta con centros en más de 50 países de todo el mundo, suma Portugal a la su lista internacional. No obstante, tras estas primeras aperturas, los objetivos principales de expansión serán las áreas metropolitanas de Lisboa y Oporto.

Para el coordinador de Kumon en Portugal, Manuel Couto, "este país reúne las condiciones necesarias para garantizar el futuro de los centros, como, por ejemplo, el volumen de población en edad escolar y la relevancia que las familias le dan a todas aquellas ofertas educativas de calidad que repercuten en la formación integral de sus hijos”.

Hablan las franquiciadas

Las nuevas franquiciadas serán así las dos primeras emprendedoras de Kumon en Portugal. Thais Martins Valente, la responsable de Matosinhos, conoció de cerca el método hace ya muchos años. “Comencé mis estudios en el programa de Kumon Matemáticas cuando tenía 5 años. Con Kumon aprendí a aprender”. Y continua, “a través de este método, me he convertido en una persona segura de mí misma, capaz de aprender cualquier contenido de cualquier disciplina".

Por otro lado, Tatiana Stankunavicius, fraquiciada de Braga, reconce que “Kumon ofrece una enseñanza totalmente personalizada. Cada niño trabaja a su propio ritmo de aprendizaje, a través de los programas de matemáticas e inglés”. Y apunta, “el objetivo es que todos los alumnos sean capaces, en el menor tiempo posible, de estudiar contenidos por encima de su nivel escolar de forma autodidacta, aprendiendo por ellos mismos y disfrutando de ese aprendizaje y de todos los logros que van a conseguir con su esfuerzo”

Las dos franquiciadas lanzan un mensaje muy directo a las familias portuguesas: «Inscribir a sus hijos en un centro de Kumon es una inversión para su éxito en la vida. Los niños adquieren conocimientos académicos de matemáticas y / o inglés, pero también adquieren disciplina, concentración y hábitos de estudio". De esta manera, "se convierten en personas seguras, capaces de aprender cualquier contenido por sí mismas y capaces de enfrentarse a cualquier desafío. Ser capaz de llevar esto a nuestros hijos no tiene precio", comentan.