Buscar Franquicias Rentables y de Exito

Según la cadena de franquicias donpiso, tres de cada diez hogares en España tiene dificultades para lograr el ambiente suficientemente fresco en verano. Esto se debe o bien a la pérdida interna de frío o bien por la falta de instalaciones adecuadas.

A ello hay que sumar, según la cadena, que el 65% no cuenta con aire acondicionado. De los que sí cuentan con AC, tan solo 1 de cada 10 tiene aire acondicionado en todas las habitaciones del inmueble. No obstante estos datos, reconocen que se avanza paulatinamente en su reforma y rehabilitación. En la actualidad se comercializan alrededor de medio millón de aparatos de aire acondicionado en nuestro país.

Según reconoce el subdirector general de donpiso, Emiliano Bermúdez, "Los compradores de vivienda son cada día más exigentes y no están dispuestos a adquirir inmuebles que no cumplan con las expectativas creadas". Y continua, "las cantidades que se pagan por un piso son importantes, por lo que también deben serlo las prestaciones e instalaciones que permitan una convivencia confortable, sobre todo en un país con un clima caluroso como el de España".

Detectar y solucinar, las claves según la cadena de franquicias donpiso

En el ámbito más particular, detectar y solucionar las fugas de calor es esencial, siendo las ventanas los principales focos de conflicto en este ámbito. Para esta franquicia inmobiliaria, el uso de aislantes térmicos, cortinas y toldos son las medidas preferidas por los españoles para evitar la entrada de luz solar y evitar que se escape el frío acumulado, ayudando a mantener una temperatura estable en el hogar durante las horas de máximo calor y con el consiguiente ahorro energético. Además, la buena distribución de las habitaciones y el mobiliario habrá de permitir optimizar el uso del aire acondicionado y generar corrientes de aire en el caso de no disponer de aparatos de refrigeración.

Para ello, los niveles de eficiencia energética y sostenibilidad de los bloques de pisos en España tiene influencia directa en su capacidad para conservar la temperatura. En este sentido, apenas el 1% de las viviendas españolas presenta la máxima calificación A en su certificado energético, mientras que solo el 20% obtiene una calificación entre A y D.