La franquicia Mango lanza su nueva estrategia de sostenibilidad hasta 2030

La compañía da un paso más en su camino por reducir el impacto ambiental y social de sus productos con la presentación de la Sustainable Vision 2030, enfocada en tres grandes ejes: producto, planeta y personas. Esta nueva estrategia trae consigo una mayor transparencia de la marca en cuanto a la composición, diseño y fabricación de las prendas.

La franquicia de moda Mango ha dado un paso más en el camino hacia la sostenibilidad de sus prendas y operaciones con el lanzamiento de una nueva estrategia con horizonte en 2030. Esta nueva hoja de ruta, denominada Sustainable Vision 2030, tiene el propósito de reducir el impacto ambiental y social de la compañía.

Sustainable Vision 2030 estará formado por tres grandes líneas de actuación. Cada una tiene unas metas y proyectos específicos para su consecución.

  • Commited to Product (comprometidos con el producto).
  • Commited to Planet (comprometidos con el planeta).
  • Commited to People (comprometidos con las personas).

Otro de los ejes centrales de esta estrategia se basa en la alianza con entidades tecnológicas, de certificación y supervisión. Todo ello enfocado a lograr una transformación duradera y profunda del negocio.

La franquicia Mango cuenta con un equipo de más de veinte personas únicamente dedicado a la sostenibilidad de la enseña. Fruto de este trabajo, actualmente el 75% de las prendas de Mango posee ya propiedades sostenibles. Algunas de las medidas de la marca han sido sustituir las bolsas de plástico por las de papel para el producto que sale de fábrica o utilizar fibras alternativas, de menor impacto, en sus prendas.

Con la Suitanable Vision 2030, Mango actualiza sus criterios y compromisos adecuándolos a los estándares internacionales más exigentes y extendidos en el sector. Además, la franquicia de moda exigirá a sus proveedores total trazabilidad y transparencia acerca de los materiales y procesos empleados en la fabricación de los productos.

Compromiso con el producto

Mango tiene como objetivo una total sostenibilidad de sus productos para el 2025. Se prevé que el 100% del algodón empleado será de origen sostenible; el 100% del poliéster será reciclado y el 100% de las fibras será de origen controlado.

Además, a partir del próximo año, las etiquetas de las prendas tendrán un código QR. Este proporcionará información sobre la composición, lugar de diseño y fabricación del producto. Esta medida se adelanta a los requerimientos de los legisladores.

Compromiso con el planeta

La franquicia Mango prevé alcanzar las cero emisiones netas en 2050. Para ello, la compañía reducirá en un 80% sus emisiones de gases de efecto invernadero, además de reducir un 25% su impacto total en agua.

Esta hoja de ruta se completa con la adhesión de la enseña a la iniciativa Canopy style en 2021, que pone el foco en la protección de los bosques.

Compromiso con las personas

Mango centrará sus esfuerzos en los próximos años en proseguir su proceso de auditoría y transparencia de proveedores. El objetivo es el de asegurar que se cumplen las condiciones laborales adecuadas para las trabajadores de las fábricas. La compañía prevé convertirse en la primera gran franquicia de moda en España en publicar la lista de sus fábricas Tier 3.

Además, la franquicia impulsará proyectos de acción social y colaboraciones con entidades como Fundación Vicente Ferrer, Médicos sin Fronteras o Cruz Roja, entre otros. Por otro lado, la compañía pondrá en marcha numerosos proyectos formativos centrados en facilitar el acceso a la educación a niños, niñas y mujeres en países como Bangladesh, India o Pakistán. Además reforzará sus alianzas con centros universitarios para fomentar la incorporación de los jóvenes al mundo laboral.

Ir arriba