Logo de LineaToursLa raíz de la quiebra de la empresa Orizonia, la franquicia LineaTours, dedicada al sector de los viajes, ha presentado este viernes un plan especialmente diseñado para integrar en su red a todos los profesionales afectados del grupo Vibo.

La empresa ha diseñado un modelo especial de adhesión a su red para dichas oficinas que permitirá, previo estudio de cada oficina, prestar los mismos servicios que recibían hasta hace tan solo unos días de parte de su antigua central.

El director de LíneaTours, Raúl Mata, ha afirmado: "Nuestra compañía puede salvar 600 puestos de trabajo de Vibo y eso es lo que hemos pensado a la hora de diseñar este modelo de negocio. Ofrecemos un plan de colaboración empresarial, adherirse a una empresa en expansión y contar de nuevo con toda la infraestructura".

Con intención de causar el menor perjuicio a las nuevas agencias que se integren en la red de LineaTours, la enseña permitirá a los franquiciados quedarse con sus propios Royalties, lo que se traduce en una rebaja de más del 50% de su cuota mensual de mantenimiento que venían pagando hasta la fecha.

"Nuestro principal objetivo con este plan es minimizar el daño sufrido a nivel empresarial y dentro del sector a todos nuestros compañeros que de un día para otro se quedan sin negocio. Reflotar sus negocios", ha señalado Mata.

En lo que va de año, LineaTours ha inaugurado cinco agencias nuevas y prepara el 2013 como un año de expansión y crecimiento empresarial. La marca cuenta con una red de agencias internacional en países como Panamá, Colombia, Ecuador, Brasil y Uruguay.