Día de la hamburguesa: de “comida rápida” a franquicias gourmet

BUSCADOR DE FRANQUICIAS

El sector de hamburgueserías es uno de los más exitosos dentro del mercado de la restauración. Actualmente, se cuentan por cientos las franquicias que comercializan el producto, habiéndose convertido en un auténtico plato gourmet. Sin embargo, la hamburguesa no siempre se ha tenido en tan buena estima por parte de los consumidores. Celebra el Día Internacional de la Hamburguesa aprendiendo más sobre su historia y su coronación como producto estrella de la restauración organizada.

El día 28 de mayo se celebra el Día Internacional de la Hamburguesa. De esta manera se honra a uno de los alimentos más icónicos de la gastronomía moderna mundial. Y es que, la hamburguesa es un producto que ha logrado popularizarse en todo el mundo por su sabor, facilidad de preparación y su versatilidad. La hamburguesa es un icono de nuestro tiempo, pero, ¿cómo surgió? Lo cierto es que las deliciosas hamburguesas no siempre fueron un plato tan deseado por el gran público. De hecho, todo lo contrario, la hamburguesa tal y como la conocemos hoy en día surgió en un momento de especial necesidad.

Los orígenes de la hamburguesa moderna se remontan a Estados Unidos, a finales de la Segunda Guerra Mundial e inicios de la Gran Depresión. La hamburguesa ya era conocida desde el siglo XIX por ser un alimento de origen alemán (ciudad de Hamburgo). Se basaba en carne molida, que se servía en forma de disco o salchicha, sobre una tostada. Sin embargo, las herramientas para moler la carne eran muy rudimentarias, hasta que en 1845 comenzaron a surgir en el mercado numerosas trituradoras, que allanaron el camino para el futuro éxito de la hamburguesa.

Al principio, la hamburguesa en EEUU era un alimento no muy bien visto. La corrupción en el mercado y la poca higiene provocaron que la gente creyera que, a pesar de eran rápidas y económicas, las hamburguesas no eran seguras para el consumo. Fue entonces cuando comenzaron a surgir cadenas como White Castle o McDonald’s, que se propusieron comercializar el producto de forma más higiénica y ágil. El buen hacer de estas franquicias, sumado a una buena táctica de marketing, hicieron que la hamburguesa comenzara a ganar adeptos y comenzara una historia de éxito que dura hasta nuestros días.

Franquicias de hamburgueserías, un sector de rentabilidad asegurada

Actualmente, el sector de hamburgueserías es uno de los más atractivos en el modelo de franquicia. Se trata de negocios con grandes facturaciones, gracias a su especialización sin tener que utilizar productos de elevado coste. Su oferta, apta para todos los públicos; su precio, para todos los bolsillos; y la facilidad para comerciar el producto gracias al take away y al delivery, colocan a las hamburgueserías entre las franquicias más rentables de administrar.

En España, cada español dedica al año cerca de 60€ en hamburguesas, y los estudios prevén que el gasto aumente un 50% en los próximos años. En sus inicios, las franquicias de hamburgueserías iban dirigidas al mercado de la comida rápida. Sin embargo, ya no se percibe el producto así. Y es que el 70% de los consumidores considera que se trata de un plato gourmet, según un estudio de Hellman’s.

Ir arriba