El acceso a la vivienda para los jóvenes es ahora más difícil que nunca

Alfa Inmobiliaria vivienda jóvenes

En España, la media de edad en la compra de una primera vivienda es de 31 años. Y según Eurostat, el 44,8% de jóvenes españoles entre 20 y 34 años vive con sus padres. Jesús Duque, de la franquicia Alfa Inmobiliaria, analiza las estadísticas y, como experto inmobiliario, ofrece sus mejores consejos.

La franquicia Alfa Inmobiliaria afirma que el acceso a la vivienda para los jóvenes está más difícil que nunca. El vicepresidente de la compañía, Jesús Duque, sostiene que el hecho de adquirir una vivienda no ha sido fácil nunca.

No obstante, hace 25 años, el dinero tenía más valor, hasta un 12% más que actualmente. Y es por este motivo por el que comprar una vivienda ahora parece más difícil que nunca, y “más especialmente para jóvenes menores de 35 años”.

El experto de Alfa Inmobiliaria, Duque, ha asegurado que, en términos relativos, la vivienda se ha encarecido hasta un 30% en las últimas tres décadas. Y es que este aumento de los precios, junto a una alta demanda y un encarecimiento de la mano de obra -y de los precios en general-, está ocasionando grandes dificultades a los jóvenes para acceder a una vivienda.

Además, “la dificultad para ahorrar y la falta de apoyos institucionales son los otros dos motivos que dificultan una operación de este tipo”, explica Duque.

En España, el 44,8% de jóvenes entre 20-34 años viven con sus padres

Los datos de Eurostat reflejan la cruda realidad. En Europa, el 26,4% de jóvenes entre 20 y 34 años viven con sus padres.

Esta cifra varía en cada país del continente. Italia es el país con peores estadísticas, alcanzando el 53,1% de jóvenes en ese baremo de edad que aún vive con sus padres. A Italia le siguen países como Grecia (47,7%), Croacia (46,8%), España (44,8%) y Portugal (41,8%).

Y, en el otro extremo, podemos encontrar a países como Dinamarca, Bélgica, Alemania, Irlanda, Países Bajos, Austria, Finlandia y Suecia. En estos países, menos de un tercio de los jóvenes entre 20 y 34 años viven con sus padres.

En el caso de España, la edad media para comprar una vivienda es a los 31 años. Y es que Duque asegura que “en España las ayudas son mínimas”. Se trata de un incentivo fiscal que se aplica a la primera vivienda comprada por alguien que no sea propietaria de otra vivienda.

Además, España, mediante el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, ofrece un programa de ayudas para la adquisición de una vivienda para jóvenes menores de 35 años. El importe de la ayuda puede llegar hasta 10.800 €, con un límite del 20% del precio de la casa. Asimismo, también existe una ayuda para el mantenimiento de las viviendas en propiedad para mayores de 65 años.

El experto asegura que en otros países sí se pueden encontrar grande iniciativas. “En países como Francia y Bélgica ofrecen préstamos a tasa cero. Italia ofrece una serie de incentivos fiscales para los jóvenes que compran su primera vivienda. Portugal, por su parte, ofrece un programa de alquiler con opción a compra para los jóvenes que no pueden permitirse comprar una vivienda. También hay algunos países europeos donde los jóvenes que compran una vivienda pueden beneficiarse de la exención del impuesto sobre la renta, que se aplica a la primera vivienda comprada”, explica Duque.

Alfa Inmobiliaria, consejos para comprar una vivienda si eres joven

Desde la franquicia Alfa Inmobiliaria, con una red de 225 agencias a nivel internacional, ofrece 4 consejos a aquellos jóvenes que estén pensando en comprar una vivienda.

El primero es analizar las necesidades y el estilo de vida. Así, encontrarás la vivienda ideal. “Elegir una casa cercana a tu puesto de trabajo puede suponer un gran ahorro en materia de transporte o comidas”, explica Duque.

El segundo consejo es investigar y comprar. Es importante estudiar diferentes ofertas y recordar que económicamente lo más interesante es comprar una casa para el mayor número de años posibles.

El tercer consejo que ofrece la franquicia inmobiliaria es delimitar el dinero que puedes gastar al mes. Así, se evitan endeudamientos. Duque aconseja “ser estricto a la hora de ajustarse al presupuesto, y tener en cuanto los ingresos y gastos, tanto actuales como futuros”.

El último consejo es no olvidar los gastos derivados de la compra de una vivienda. A la hora de adquirir un domicilio también hay gastos como la tasación, la notaría, gestoría, impuestos, suministros, comunidad, IBI, etc. Esto puede suponer hasta un 10% más del coste inicial.

[franchise_contac id=»907″]

Ir arriba