El grupo FoodBox acaba 2021 con 32 nuevas franquicias

Su plan de expansión este año ha requerido una inversión de 7,5 millones de euros y producio 300 empleos. Con 200 locales activos, su ritmo de aperturas no se limita a España y están previstas nuevas franquicias en el extranjero.

FoodBox ha anunciado la previsión de crecimiento del ejercicio 2021. En este año se han inaugurado 32 nuevos locales entre todas las marcas que posee el grupo: Volapié, Santagloria, L’Obrador, MásQMenos y Papizza.

Para hacer posible la apertura de todas estas nuevas franquicias ha sido necesaria la inversión de 7,5 millones de euros. Esto supone la creación de más de 300 puestos de trabajo.

Con la expansión comercial que FoodBox ha tenido este año se ha superado la cifra de 200 restaurantes activos.

El ritmo de crecimiento de la compañía es alto. Ignacio Poblaciones, el Director de Desarrollo de FoodBox, asegura “estamos satisfechos con el ritmo de aperturas que venimos manteniendo en los últimos meses y que nos van a permitir superar las expectativas más optimistas que nos marcamos a principio de 2021”.

Las últimas inauguraciones han sido de la franquicia Santagloria. Se han producido en el Centro Comercial Plenilunio y en el Corte Inglés de El Bercial, ambos en Madrid.

Un 2022 prometedor

De cara al año 2022 hay grandes expectativas en cuanto a la consolidación y desarrollo de este modelo de negocio.

Uno de los objetivos de esta expansión es responder a la fuerte demanda de franquicias de hostelería y restauración como las que posee el grupo FoodBox.

Para las primeras semanas de 2022 están programadas nuevas aperturas de las franquicias de L’Obrador en Barcelona, de MásQMenos en Madrid y de Santagloria en Madrid y Barcelona.

La difusión de sus marcas no se limita únicamente a España. Así lo indica Ignacio Poblaciones: “este próximo año estará protagonizado por la primera apertura internacional de Volapié y la consolidación de Santagloria como principal referente de un sector tan dinámico como el de Coffe & Bakery”. De esta manera se han producido las aperturas de las primeras franquicias internacionales de Volapié en Budapest (Hungría) y de Papizza en Casablanca (Marruecos).

Ir arriba