Un análisis de la franquicia Alfa Inmobiliaria refleja que más de la mitad de los contratos de fin de arrendamiento no se firman

franquicia alfa inmobiliaria

Para dar concluido el contrato de alquiler no basta con recibir las llaves y devolver la fianza

La red de franquicias inmobiliarias Alfa Inmobiliaria insiste en la importancia de finalizar adecuadamente un contrato de arrendamiento. Y es que, no solo vale con recuperar las llaves y devolver al arrendatario la fianza. Sino que es necesario firmar un documento que fije las clausulas del fin de dicho acuerdo.

Jesús Duque es Vicepresidente de la franquicia Alfa Inmobiliaria. Afirma que “más de 50% de los propietarios e inquilinos no firman el fin del contrato de alquiler. En la mayoría de los casos es por desconocimiento, y se arriesgan a posibles problemas a futuro”.

En el documento del fin de contrato se dan por cerradas y terminadas las obligaciones que puedan haberse fijado al comienzo del alquiler. Ambas partes quedan liberadas de las responsabilidades contraídas.

Además, este debe recoger algunos puntos esenciales:

  • Que la vivienda ya está vacía y que el propietario es libre para recuperar la gestión del inmueble
  • Si existen obligaciones pendientes por parte del inquilino (como el pago de recibos) o
  • La devolución de la fianza de forma total o parcial (en función de si retiene cierto porcentaje de líquido para hacer frente a reparaciones o deudas.

“Es importante reflejar la fecha a partir de la cual el inquilino queda libre de la obligación de pagar la renta. También muy recomendable hacer una revisión conjunta sobre el estado del inmueble a su entrega”, afirma Duque.

El momento de la firma del acuerdo

El documento debe ser firmado siempre que finalice la relación comercial inquilino-propietario, independientemente del motivo. Además, es importante firmar este documento por ambas partes. Tanto si el contrato llega a su fin y no hay renovación, como si una de las partes decide interrumpirlo (debe serle permitido legalmente).

Asimismo, Duque recuerda que “es importante tener en cuenta al avalista”. En muchas ocasiones, si el alquiler es para jóvenes que se trasladan a estudiar o que alquilan por primera vez, son los padres los que se registran como avalistas.

El avalista se compromete a hacerse cargo de cualquier posible deuda en el caso de que el inquilino no pueda hacerle frente. En estos casos, el directivo de Alfa Inmobiliaria recomienda que participe en el fin del contrato. De esta forma, quedaría totalmente liberado de cualquier responsabilidad.

La franquicia Alfa Inmobiliaria dispone de más de 100 agencias operativas en nuestro país, y otro centenar fuera de las fronteras.

Solicita más información sobre esta franquicia

La franquicia o uno de nuestros asesores se pondrá en contacto con usted para facilitarle información.

Ir arriba