Franquicia Lizarran. Pinchos, Tapas y mucho más

Lizarran. Pinchos, Tapas y mucho más

Historia de la franquicia Lizarran

La cadena de tabernas Lizarran nace en el año 1988 en Sitges, al sur de Barcelona. Surge como proyecto de Mateo Ferrero junto a su socio German Fundes. Sus especialidades son típicas tapas españolas y los pinchos vascos.

Local franquicia Lizarran

El primer establecimiento fue fundado bajo el nombre de Eguzki. Más tarde los fundadores quisieron renombrarlo como Izarra pero al ya estar registrado, incluyeron dos consonantes más, dando como resultado “Lizarran” que significa bosque de fresnos en euskera.

En 1996 Lizarran comenzó a franquiciar su marca.

En 2007 Lizarran pasó a ser propiedad de Comess Group, dueño de diversas franquicias gastronómicas.

Expansión internacional

Ese mismo año Lizarran comenzó su expansión internacional, abriendo su primer local fuera de España en Andorra. En 2012 la expansión de la marca llega a Marruecos y México. En 2014, Lizarran llega a Japón y un año más tarde vuelve a expandirse por el continente americano abriendo establecimientos en Ecuador, Estados Unidos, Panamá, Guatemala y Costa.

En la actualidad la marca cuenta con establecimientos en prácticamente todos los continentes, contando con alrededor de 200 ubicaciones en todo el mundo.

¿Qué es la franquicia Lizarran?

Lizarran es la franquicia de restaurante de pinchos y tapas más conocida del mercado gracias a su original concepto de tapeo,con precios y productos de gran calidad que permiten una alta facturación con costes contenidos. Es muy fácil emprender con esta franquicia de restauración gracias al apoyo de la central que ha diseñado un concepto de negocio de hostelería que no necesita cocina, ni mucho personal y que es apto para el emprendedor. Lizarran cuenta además con presencia internacional en 21 países.

¿Por qué es interesante la franquicia Lizarran?

La franquicia de hostelería Lizarran forma parte de uno de los grupos de restauración más sólidos del sector, Comess Group, y cuenta con más de 200 establecimientos abiertos. De hecho, su marca en sí ya es una garantía para invertir, no solo por el reconocimiento que conlleva sino también por la baja inversión que requiere y las facilidades y el asesoramiento que la central proporciona a sus franquiciados.

Por qué es buena la franquicia de tapas Lizarran

  • Es una fórmula de éxito para emprender, plasmada a través de sus locales y de años de trabajo.
  • La gestión del negocio es sencilla: han trabajado con la idea deracionalizar, profesionalizar y simplificar el concepto del bar en sí, acercándolo a los emprendedores.
  • Se obtiene una gran rentabilidad con sus locales, consiguiendo importantes ingresos con una gastronomía pequeña centrada en los pinchos y las tapas.
  • Es un proyecto con una raíz tradicional, lo que siempre es garantía, ya que los locales de LIZARRAN combinan de manera rentable la restauración tradicional y la moderna.
  • Qué proporciona al franquiciado un establecimiento de Lizarran, Pinchos, Tapas y Mucho más
  • Se puede abrir un local de Lizarran desde 90.000 €.
  • Es un negocio que requiere operaciones simples por parte del franquiciado, además, precisa de poco personal.
  • Lizarran es una franquicia rentable que te proporciona la facturación de un restaurante con una estructura reducida.

Ventajas de la Franquicia:

  • Negocio consolidado
  • Fácil gestión para el franquiciado
  • Marca de gran proyección y altamente recocida en el sector.
  • Baja inversión
  • Fórmula de gestión más sencilla y operativa para el franquiciado.

La Central franquiciadora

Servicios centrales:

  • Marketing: fuerte inversión en campañas y medios como método habitual para una organización que gestiona la marca líder de pintxos. Las acciones de comunicación son fundamentales y permiten reforzar la marca con el único objetivo de incrementar las ventas.
  •  I+D/Compras/Logística: La correcta selección de la oferta de productos, los proveedores más adecuados y el mejor servicio logístico son fundamentales para la buena marcha del negocio.
  • Ayuda de operaciones: Desde la central se preocupan de mantener la imagen de marca y sostener la rentabilidad del negocio, hecho que sólo es posible a través de la formación de los futuros franquiciados y del reciclaje de los actuales.
  • Departamento técnico: Para mantener un ritmo de aperturas es necesario trabajar deprisa y contar con un departamento técnico preparado que se ocupe del proyecto y la distribución del nuevo local, ofreciendo como opción una construcción "llave en mano".
  • Expansión: Para conseguir el liderazgo mundial del tapeo es necesario mantener el nivel máximo de crecimiento. para ello es necesario contactar con futuros franquiciados que se quieran beneficiar de una fórmula de negocio probada y escoger convenientemente las ubicaciones.
 

Inversión Lizarran. Pinchos, Tapas y mucho más

Inversión Total:
90.000 €
Canon de Entrada:
25.000 €
Royalty:
6% (Bonificables al 5%)
Canon de Publicidad:
No
Duración del Contrato:
10 años + 10 años renovables
Tamaño del Local:
90 m2 + terraza
Población Mínima:
30.000 Habitantes

Datos de interés

Contacto: David Vallejo
Inicio Empresa: 1988
Inicio Franquicia: 1988  
Locales Propios: 1
Locales Franquiciados: 223
Locales Totales: 224
Presencia Internacional: 22
Socio de la AEF: Si

Central de Franquicias

C/ Padre Damián 42
Madrid
28009
Empresa: Comess Group de Restauración S.L

Solicita más información sobre esta franquicia

La franquicia o uno de nuestros asesores se pondrá en contacto con usted para facilitarle información.

Más información sobre franquicias relacionadas:

BBT Otra Cervecería Low Cost
Café Ibérico
Coaliment Compra Saludable
Dulce & Pan
Eroski
La Barra Bar Marisquería
La Tapa de Sabores
McDonalds
Motiko
Paladares Gastrotaberna
Santagloria
Taberna del Volapié
Ir arriba