Los áticos, una inversión blindada en el sector inmobiliario

Los áticos, una inversión blindada en el sector inmobiliario

Los áticos son una inversión estable y segura dentro del sector inmobiliario. Su precio varía en función de la ciudad y de otros factores como la orientación y la resistencia al clima. Jesús Duque, vicepresidente de la franquicia Alfa Inmobiliaria, analiza este hecho.

A raíz de la pandemia disminuyeron los precios de las viviendas. Sin embargo, el precio de los áticos bajó un 15% menos que el resto de la oferta inmobiliaria, según la franquicia Alfa Inmobiliaria.

Y es que la escasez de este tipo de vivienda, junto a los nuevos gustos del consumidor, han convertido a los áticos en los activos mejor blindados del sector inmobiliario.

La demanda varía en función de la región

Según datos de Alfa Inmobiliaria, la demanda de áticos es superior a la oferta, especialmente en grandes ciudades. En la capital tienen una enorme demanda y los compradores están dispuestos a pagar una gran suma de dinero por ellos. Sin embargo, en las ciudades del sur o del norte del país, donde el clima no permite disfrutar al 100% de las ventajas de un ático, la demanda disminuye considerablemente.

En cuanto al precio, los áticos suelen tener un precio un 30% superior a un piso igual del mismo edificio. Jesús Duque, vicepresidente de la franquicia Alfa Inmobiliaria, enseña con más de 112 agencias nacionales y 113 internacionales, afirma que “cuánto más alto sea el ático, o tenga una ubicación más prestigiosa, más puede subir el precio, y aun así, venderse en un mes o menos”.

La franquicia inmobiliaria sitúa el precio medio de un ático en Madrid por encima de los 10.000€ por metro cuadrado en zonas como Castellana o Recoletos. Por otro lado, en ciudades como Barcelona o Valencia, si el ático tiene buenas vistas y buena orientación, el precio se asemeja al de la capital.

Y es que, aunque estuviéramos dispuestos a pagar el precio, igualmente sería difícil comprar un ático, ya que su oferta es bastante limitada. Duque explica que “si en un edificio de viviendas puede haber 32/35 pisos, pongamos 4 letras por ocho plantas de altura media, en un edificio similar puede haber un ático o ninguno”. Además, “por lo general, suelen ser los mismos vecinos del edificio o del barrio quienes primero se enteren, visiten y hagan la compra del ático”, añade.

“Los áticos no son una vivienda para todos los públicos”

Así lo afirma Duque. “Los áticos son muy demandados por un tipo de cliente concreto, generalmente personas jóvenes, dispuestas a dedicarles la inversión en tiempo y dinero necesaria para mantenerlos en perfecto estado”, explica.

No obstante, las buenas vistas no es el único factor a tener en cuenta a la hora de comprar un ático. Duque asegura que los compradores valoran “que esté aislado térmicamente, que tenga ascensor y que tenga todos los permisos exigibles”.

En el caso de los áticos de segunda mano, son, en muchos casos, espacios ganados a la azotea o la antigua casa del portero. En este caso, se trata de pisos muy expuestos al clima y son más difíciles de climatizar.

Por este motivo, muchas constructoras incluyen este tipo de viviendas en los planos de la obra. Gracias a ello, suelen contar con las mejores vistas del edificio y la mejor orientación y aislamiento.

Solicita más información sobre esta franquicia

La franquicia o uno de nuestros asesores se pondrá en contacto con usted para facilitarle información.

Ir arriba