Franquicias y redes sociales, un escaparate al resto del mundo

Las franquicias deben valerse de las redes sociales para ganar presencia en el sector. Estas plataformas son una herramienta inmejorable para darse a conocer a futuros franquiciados, mantener una imagen de marca unitaria y alcanzar una buena reputación online.

Las redes sociales se han convertido en un apartado indispensable para la publicidad de una empresa. Cualquier franquicia que quiera estar presente para el gran público debe tener un buen posicionamiento en redes. Según un estudio elaborado por IAB Spain, los españoles invierten una media de 2,6 horas al día en interactuar en las redes sociales. Aquí se forman auténticas comunidades en las que los miembros comparten opiniones sobre negocios de distintos sectores, por lo que un buen uso de las redes puede ser un factor determinante para el devenir de una enseña.

En España, el 95% de las compañías nacionales tiene presencia en redes sociales. Pero solo el 55% los utiliza para proporcionar atención al cliente. Es decir, muchas de las enseñas españolas utilizan sus redes únicamente como medio publicitario.

Actualmente, un buen posicionamiento en redes es indispensable. Las marcas deben mantener una escucha activa de sus clientes y franquiciados. Toda esta atención está enfocada a alcanzar la mejor reputación online posible. Este término, que aterrizó en el vocabulario de las empresas con la llegada de las redes sociales, tiene una característica principal.

La reputación online no está bajo control de la empresa, es decir, la “fabrican” los usuarios cuando conversan y aportan sus opiniones. Está estrechamente vinculada con la reputación de marca, pero aquí la empresa no solo debe estar pendiente de hacer las cosas bien como negocio, sino que implica mantener una relación activa con los clientes a través de las redes.

6,5 millones de usuarios de Facebook siguen a alguna franquicia de restauración

Hace unos meses, The Social Media Family, en colaboración con la Asociación Española de Franquiciadores, presentó los dos primeros informes acerca de la franquicia y las redes sociales en España. Se centró en los dos sectores con más peso a nivel de franquicia en nuestro país: restauración/ alimentación y moda.

Este estudio mostró como resultado que las franquicias sienten predilección por redes como Facebook o Twitter. En números, se calcula que cerca de 6,5 millones de usuarios siguen a alguna franquicia de restauración/alimentación en Facebook. Las empresas de Hostelería/Restauración utilizan esta plataforma principalmente como canal de atención al cliente; mientras que las de alimentación, lo hacen para dar a conocer promociones y ofertas. Por su parte, Twitter es el medio de comunicación oficial de las marcas.

LinkedIn se ha convertido en una red fundamental para todas las empresas que quieran compartir información de valor para profesionales. Instagram, es el canal social de mayor crecimiento y una herramienta clave para reforzar la imagen de marca.

Estas plataformas son un instrumento inmejorable para dar a conocer la enseña de cara a futuros franquiciados, mantener una imagen de marca unitaria y conocer de la mano de los propios clientes y franquiciados qué aspectos se deben mejorar.

Elige qué plataforma potenciar

La red social en la que volcar la mayor parte de los esfuerzos publicitarios difiere mucho dependiendo de la marca, el sector, el target… Por ejemplo, para una franquicia de moda o belleza es mucho más interesante establecer su estrategia de marketing en Instagram o Facebook (redes sociales más visuales). Sin embargo, una empresa que se mueve en el ámbito del sector financiero o de consultoría, obtendrá resultados óptimos en LinkedIn.

Por tanto, para la franquicia es de vital importancia el conocimiento de su marca y la atracción de usuarios a los puntos de venta. La estrategia de las franquicias en redes sociales debe apuntar en dos sentidos: la captación de leads (captar franquiciados) y la reputación de marca.

Consejos para un uso óptimo de las redes sociales

  • No es necesario aparecer en todas las redes. Hay que analizar el público objetivo y conocer a quién va dirigida cada red social. Una buena elección hará que la estrategia de marketing sea más eficaz y directa. Vale más aparecer en menos redes sociales pero bien gestionadas, que aparecer en todas y tenerlas prácticamente abandonadas.
  • Definir los objetivos.
  • Analizar la competencia en las redes.
  • Generar actividad. El tiempo, la frecuencia y la persistencia son factores fundamentales para relacionarse correctamente con el público. Estar presente hará que los usuarios recuerden la enseña cuando necesiten sus servicios.
  • Analizar las acciones. La medición, análisis y el seguimiento de los esfuerzos en las redes sociales pueden ayudar a la enseña a ser mucho más eficaz.
  • Dedicar a la causa recursos humanos cualificados. Lo adecuado sería contar con un community manager o responsable de comunicación adecuado.
  • Ofrecer contenidos de interés y aportar fotos, videos… En definitiva, generar interacción y notoriedad.
  • Fijar unas metas a medio-largo plazo, con esfuerzo y constancia.
Ir arriba