Cinco meses, el tiempo de media para vender una vivienda en España

Tiempo de media para vender una vivienda en España

Jesús Duque, el vicepresidente de la franquicia Alfa Inmobiliaria, analiza la situación del mercado y los motivos que influyen en el tiempo de venta de una vivienda, que, dependiendo de la ciudad, puede variar entre los tres meses y los dos años.

Según la cadena Alfa Inmobiliaria, marca de éxito entre las franquicias inmobiliarias, el tiempo medio para vender una vivienda en España es de aproximadamente cinco meses. No obstante, este tiempo varía en función de la ciudad en la que se ubica el inmueble.

Tres meses o hasta dos años para vender una vivienda, dependiendo la ciudad

En las principales ciudades del país, como Madrid, Málaga, Barcelona o Valencia, este plazo se reduce a tres meses. Y es que en estas zonas “vemos todas las semanas casos de viviendas que no cumplen una semana con el cartel de Se Vende”, afirma Jesús Duque, vicepresidente de la franquicia Alfa Inmobiliaria.

Por otro lado, en ciudades como Asturias, Albacete, Ciudad Real, Girona, Cuenca o León, el tiempo medio para vender una vivienda asciende hasta los doce meses. Además, “en el 10% de los casos, el plazo puede alcanzar los dos años”, sostiene Duque.

Esta diferencia de tiempo se debe a la demanda. Y esto conlleva otra circunstancia: la variación del precio. El experto de Alfa Inmobiliaria asegura que “en las ciudades donde se vende más rápido el precio no deja de subir. Por otro lado, en las capitales más pequeñas, los precios caen a la baja”.

La falta de vivienda, un factor importante a tener en cuenta

En las principales ciudades españolas se puede observar una escasez de vivienda. “Falta vivienda en Madrid, tanto de primera como de segunda mano. Y no sólo en Madrid, sino en algunas otras ciudades”, explica Duque.

En el caso concreto de la capital, “la población ha crecido hasta un 10,8% en las dos últimas décadas”. Y es que, la oferta “no ha crecido al mismo ritmo, lo que supone un shock para el mercado”. En Madrid, donde más se nota la falta de vivienda es en los barrios de Madrid capital, Pozuelo de Alarcón y Getafe.

Asimismo, no se venden únicamente los inmuebles más atractivos. En ciudades con actividad empresarial y gran densidad de población también vuelan los pisos bajos, pequeños o mal orientados.

Y es que, pese a la situación económica desfavorable, los pisos que tienen un precio adecuado se siguen vendiendo rápidamente. “Puede que sigan subiendo los precios y vendiéndose, ya que al no haber suficiente oferta, los precios subirán, especialmente en la primera mitad del año, época en la que el sector inmobiliario está muy activo”, explica Duque.

Por último, otro factor a destacar es la inflación. El experto sostiene que “quienes se hipotecaron el mes pasado al 1,5% fijo, hoy ven como la inflación subió en mayo un 8,7%”. Duque afirma que estos compradores han hecho un buen negocio y, gracias a la vivienda, han logrado “proteger su patrimonio de la presión de la inflación”, concluye Duque.

Solicita más información sobre esta franquicia

La franquicia o uno de nuestros asesores se pondrá en contacto con usted para facilitarle información.

Ir arriba